Hola

Quiero daros la bienvenida a todos los que estáis aterrizando en el Reino de la Mermelada por primera vez. Esta es una ventana abierta a través de la que podéis asomaros a lo que es mi día a día. Si llegáis aquí buscando respuestas o información sobre la leucemia infantil, que sepáis que las respuestas están en vosotros mismos, yo sólo puedo compartir las mías. Agarraos fuerte que vienen curvas.

viernes, 30 de octubre de 2009

Encaje de bolillos.

Eso es lo que creo que hago yo, sobre todo hoy, el haber estado fuera de casa cuatro días ha descolocado mi planning.
Mi rubio amor ha vuelto con la diarrea, esperaba que no ocurriera, pero ya me advirtió la oncólogo ayer que era bastante probable, aún tenía muchos ruidos en la tripa.
Mi garbancito cagón sigue sin parar, pero está contento y activo, comer, sigue sin comer, así que está como el espíritu de la golosina de flaco.
Esta mañana me estaba vistiendo para llevar a mi hada a la ruta. Iba encantada con su vestido nuevo y una bolsa con caramelos para repartir a los niños de su clase, mañana cumplirá seis añazos, y a mí me parece increible.
Pues eso, que en esto estaba, lavándome la cara cuando ¡arrrrrg!. Al pasar por el espejo de aumento que antaño utilizaba para maquillarme los he visto...
Allí estaban, esos horribles pelos que se escapan de las cejas. Y yo que pensaba que los pelos en las piernas eran, malos. Al menos esos, te pones unos pantalones largos y pueden esperar, pero esto, uf.
Lo que pasa es que la elección ha sido clara, o tiraba de pinzas y perdíamos la ruta o llegabamos tarde la ruta con los pelos en su sitio.
Y digo yo, con lo útil que sería en estos casos un burka (perdón por aquellas que se ven obligadas a llevarlo). Creo que el grupo Inditex debería explorar nuevas posibilidades.

1 comentario:

M dijo...

un pelo solo es un pelo....venga que tú puedes con todo y más.

Que se mejore garban cagón y Pepe que no pase de ahí. Millones de besos