Hola

Quiero daros la bienvenida a todos los que estáis aterrizando en el Reino de la Mermelada por primera vez. Esta es una ventana abierta a través de la que podéis asomaros a lo que es mi día a día. Si llegáis aquí buscando respuestas o información sobre la leucemia infantil, que sepáis que las respuestas están en vosotros mismos, yo sólo puedo compartir las mías. Agarraos fuerte que vienen curvas.

lunes, 26 de octubre de 2009

La báscula, esa compañera de viaje.

Lo del hospital acaba conmigo, en todos los sentidos, acaba con mi paciencia, mi humor, mi sentido común y hasta con la racionalidad en la alimentación. Hoy he tomado tres cafés de máquina, un croisant que me ha traido mi contrario, una hamburguesa grasienta con patatas más grasientas, tres barritas de muesli con melocotón y una de all bran, un sándwich de pavo, dos manzanas y una barrita de chocolate y dado que a estas horas mi garbancito sigue despierto (vaya cuerda que tiene el tío) aún me dará tiempo a engullir alguna que otra cosa más.
El caso es que he descubierto la solución a todos mis problemas de peso, aquí os la dejo.

2 comentarios:

M dijo...

hoy comí macarroni and chesse, he hice un brownie. GORDA -FOCA -BALLENA!!! y Eso sin la ansiedad de estar en un hospital. Animo..que uando salgas volverás a tus comiditas sanas.

Lamardestrellas dijo...

A mí me echó la bronca mi contrario porque me salté la comida (no nos dio tiempo) y lo primero que hice cuando llegué a casa fue tomar ¡un tigretón!
Y como dice Myr, no tengo la excusa de la ansiedad del hospital. Bastante tienes con lo que tienes, no te exijas tanto. Besos y dinos que ya estáis fuera del hospi, please...