Hola

Quiero daros la bienvenida a todos los que estáis aterrizando en el Reino de la Mermelada por primera vez. Esta es una ventana abierta a través de la que podéis asomaros a lo que es mi día a día. Si llegáis aquí buscando respuestas o información sobre la leucemia infantil, que sepáis que las respuestas están en vosotros mismos, yo sólo puedo compartir las mías. Agarraos fuerte que vienen curvas.

miércoles, 14 de octubre de 2009

Teatro


El colegio de mis hijos es muy particular, vamos, como "el patio de mi casa". Tiene una filosofía diferente, los niños se forman no sólo en cálculo o lecto-escritura, sino a nivel social, con otras habilidades, como la música, los juegos tradicionales, la danza, la costura o el teatro.
Desde los 6 años hay clase de teatro semanal. Los niños interpretan cuentos de sobra conocidos por ellos, cada uno tiene su rol y aprenden a formar parte del todo con más o menos protagonismo.
La semana pasada mi hada salió, como cada día de teatro, pintada. Me contó que habían representado "El flautista de Hamelín" y claro, sólo hay un flautista, el resto podían elegir entre ser ratón, ratita, niño o niña del pueblo. Ella eligió ratita.
La semana anterior salió con unas rayas marrones verticales en la cara. Había tocado representar "Los tres cesditos". No me cuadraba a mí qué papel podría haberle tocado con aquellas rayas. Me lo dejó claro en un momneto: "pues mamá, qué iba a ser, pues un trozo de la casa de madera...".
Lo mejor de todo es que el día que toca teatro, llega a casa, saca sus pinturas de disfrazarse y nos colorea a todos, a sus hermanos, a mí, a los abuelos y a cualquiera que asome las narices por casa.
Y yo, feliz.

2 comentarios:

Lamardestrellas dijo...

También esto me da envidia... Ays, pero que remala persona que soy...

M dijo...

Hoy más que nunca me acordé de tu cole...es donde debería estar E. Tuve tutoría...:-(