Hola

Quiero daros la bienvenida a todos los que estáis aterrizando en el Reino de la Mermelada por primera vez. Esta es una ventana abierta a través de la que podéis asomaros a lo que es mi día a día. Si llegáis aquí buscando respuestas o información sobre la leucemia infantil, que sepáis que las respuestas están en vosotros mismos, yo sólo puedo compartir las mías. Agarraos fuerte que vienen curvas.

miércoles, 28 de octubre de 2009

Las lágrimas de mi hada.


Hoy no está siendo un buen día.
Al final, el recuento de cacas se quedó en seis por la mañana y dos más por la tarde. Después de cenar (lo de cenar es un decir) le han quitado el suero.
Hoy hemos cambiado un poco la rutina, el papá de las criaturas ya estaba en condiciones de venir, él también ha estado malito con este bendito virus. Ha llegado a las 3, justo para que yo saliera deprisita para el cole a buscar a mi hada.
Estaba contentísima, mañana tienen excursión.
Tenía muchas ganas de llegar a casa para ver a mi sol. Le he encontrado flaquito otra vez, claro, lleva cuatro días sin comer apenas, tan mimoso como siempre y "blandito".
Prefiero no pararme a darle vueltas, porque empezaré a ver los fantasmas y lo peor del caso es que para mí, esos fantasmas son reales.
He estado en casa sólo una hora, tiempo justito de ducharme, prepararme algo para cenar aquí en el hospi y coger algo de ropa limpia para garbancito.
Lo primero que llevaba en la cabeza, coger otro paquete de pañales se me ha olvidado.
Cuando les he dado un beso a los duendes, mi hada se ha puesto a llorar, a decirme que por favor no me fuera, que quería que me quedase en casa. Me he ido con el alma encogida, ella es la que está pagando todos los daños colaterales de esta situación y no se lo merece.
Yo no sé hacerlo mejor.
Al final ha tenido que venir mi padre a traerme los pañales y ha llegado cuando estaba cambiando el octavo "regalito" del día. Al verme mustia ha intentado consolarme diciendo que mi caso no es único. Pobrecito ¡para qué habrá abierto la boca!. Le he contestado enfadadísima que me dijera de un caso más, sólo uno, que él conozca en el que una familia con tres hijos tenga a uno con leucemia y al otro ingresado ya cuatro días...
Seguro que habrá más casos, incluso peores, pero yo ya no veo más allá de la punta de mi nariz, como mucho de mi ombligo.
Y para rematar el día, al llegar a casa, la chica que me ayuda que es un cielo, me ha dicho así despacito:
- "Lou, ¿qué estas comiendo?
- Pues porquerías básicamente, ¿por qué?.
- Porque te veo más rellenita"


#####sin comentarios###

6 comentarios:

Lamardestrellas dijo...

Tu padre entiende que estás nerviosa y seguro que no ha tenido en cuenta tu enfado... Que además, tienes todos los motivos del mundo para estar furiosa, veas o no más allá de la punta de tu nariz, porque si encima tuvieras que mirar más allá no tendrías tiempo ni de pestañear. Olvídate de los kilos de más, olvídate de pensar que podrías hacerlo mejor. Eres la mejor, ¿no te lo había dicho nunca? Pues te juro que es verdad. LA MEJOR. Y cada día te admiro más. Millones de besos y mañana espero leer que, por fin, estáis en casa.

ampalibrodepoemas dijo...

Lou cariño claro que puedes estar furiosa, y enfadada con la vida y con el mundo, espero que mañana salga un sol hermoso para los cinco y que tu hada disfrute muchísimo de tu excursión y a la vuelta os encuentre a todos en casa para quedaros.
Un beso muy muy fuerte.

ampalibrodepoemas dijo...

perdona la del AMPA soy yo, Pepi que ya no se ni quien soy.

Besos de nuevo.
Pepi

Bris dijo...

Tienes todo el derecho a desahogarte, y seguro que tu padre no te lo tiene en cuenta. Somos humanos y en una situación de tanto estrés y preocupación como la que estás viviendo es normal que un día explotes.

Seguro que podrás compensar a tu hija por el tiempo que no puedes estar con ella, y ella lo entenderá, porque habrás visto que las niñas son más maduras que los niños, que lo captan todo rápidamente.

Un besito y ánimo, que somos muchos los que te leemos y te admiramos por lo bien que lo estás haciendo

besos!!!!

M dijo...

NENA (((MUCHO ANIMO)))).Tienes una situacion dura, sí. Pero te has dado cuenta del padre tan maravilloso que tienes, que tu familia te arropa te cuida, les cuida, os ama..no estás sola, y aunque sientas que no puedes más, y no lo dudo....siempre estará tu padre para traerte pañales. Me ha emocionado mucho. Y sobre los kilos...mira...ni lo pienses...espero que garban salga ya de una vez y que todo vuelva a ser un poco mas controlable.

Millones de besos

Duna dijo...

Te mando toda mi fuerza y mi ánimo con esperanzas de que pronto (si no es ya) esteis en casa en vez de en el hospital. Me sigues pareciendo increiblemente admirable, en serio...
Ya me contarás si hay avances, besotessssss Lou