Hola

Quiero daros la bienvenida a todos los que estáis aterrizando en el Reino de la Mermelada por primera vez. Esta es una ventana abierta a través de la que podéis asomaros a lo que es mi día a día. Si llegáis aquí buscando respuestas o información sobre la leucemia infantil, que sepáis que las respuestas están en vosotros mismos, yo sólo puedo compartir las mías. Agarraos fuerte que vienen curvas.

jueves, 9 de julio de 2009

Pin, pan, pun, fuera

Dicho y hecho. Salimos del hospital el martes 30 con un plan de libertad condicional de tres semanas hasta el próximo 21.
Era nuestra asignatura pendiente, unos días de relax para nosotros solitos, descansando y disfrutando. Aprovechando la diferencia horaria con las islas arreglé la reserva y el hotel con menos de 36 horas para nuestro inicio de vacaciones.
Me habían hablado muy bien de este sitio, está todo muy pensado para que los niños disfruten a tope. Hay una piscina maravillosa en la que a los papás nos llega el agua a la rodilla pero llena de toboganes y juegos, ¡hasta un barco pirata hay!. También piensan en los papás, y, para cuando acuestan a las fieras, hay unas comodísimas camas balinesas a la salida de las suites...

Lo hemos pasado fenomenal, nosotros hemos descansado, todo lo que se puede descansar con tres niños, y ellos lo han pasado en grande.
Por supuesto hemos tenido que cuidarnos muchísimo del sol a causa de la medicación de mi sol y yo no podía parar de sufrir y disfrutar al mismo tiempo viéndoles bajar por los toboganes y pensando, "por favor, por favor que no se de un golpe en el port-a".
Para muestra un botón.

2 comentarios:

Lamardestrellas dijo...

¡Qué envidia me das! Yo quiero bajarme por ese grandísimo tobogáaaaaaan. Me alegra ver que disfrutasteis.

M dijo...

suena envidiable...me mueropor la brisa marina, el agua templada y tobogán enorme.