Hola

Quiero daros la bienvenida a todos los que estáis aterrizando en el Reino de la Mermelada por primera vez. Esta es una ventana abierta a través de la que podéis asomaros a lo que es mi día a día. Si llegáis aquí buscando respuestas o información sobre la leucemia infantil, que sepáis que las respuestas están en vosotros mismos, yo sólo puedo compartir las mías. Agarraos fuerte que vienen curvas.

jueves, 16 de julio de 2009

Hospital, dulce hospital

Si es que lo siento ya como mi segunda casa, además, como todos son encantadores con nosotros llego incluso a echarlo de menos...
Todo empezó el domingo pasado. Mi rubio amor se levantó con una tos de perro que no paraba. Mi cabeza, como siempre, empezó a recorrer posibilidades espantosas y la que en este momento me pareció más factible fue la de la gripe A.
Llamé al hospi y me me acerqué. Nada, al final no era nada, una simple tos irritativa por la sequedad, vamos que fue decirle que no tenía nada y dejar de toser...
El lunes, mis dos duendes mayores empezaron el cole de verano, a ellos les encanta y a mi me deja unas horas de tregua para mis quehaceres diarios. Ayer me llamaron a la una. Mi hada de mermelada se había caido de bruces desde lo alto de un columpio. El golpazo fue directamente a la nariz. Se le puso como una cachiporra y sangraba.
Fui a por ella y nos acercamos al hospi, total, hacía ya mucho que no íbamos.
Por suerte a las dos de la tarde no había nadie en urgencias, le hicieron una radiografía y aunque aparentemente no tenía nada roto, el médico de urgencias apreciaba una lesión en la parte superior. Nos dijo que tenía que verla el otorrino, pero la consulta no empezaba hasta las cinco.
Volvimos a casa, comí, vi a mi sol, que le había recogido papá en el cole y volvimos al hospi.
El pasar mucho tiempo allí hace que conozcamos a todo el mundo, auxiliares, celadores, enfermeras, así que nos allaman el camino.
Nos vio el jefe de servicio, u señor encantador. Al final no tiene nada y lo único que hay que tener la precaución es que en al menos 15 días no vuelva a darse cun golpe fuerte en el mismo sitio, hoy ha ido de nuevo al cole de verano.
Es lo que tiene, si una se aburre en la vida, lo que tiene que hacer es tener hijos, mejor más de uno, para nunca más en la vida tener ni un minuto para recordar lo que es el aburrimiento.

2 comentarios:

M dijo...

pobrecita mi niña...espero que pronto esté recuperada esa nariz...de toda esta terrible experiencia al menos te llevas la del trato humano...quesiempre es agradable.

Lo peor de todo con P. quizá sea la psicosis...es como abrir tu blog y nunca saber lo que nos vamos a esperar. Deseo que pase el tiempo, siempre pido lo mismo. Debo ser la única madre que lo pide..pero se que el paso del tiempo nos dara la paz ansiada

Lamardestrellas dijo...

Madre mía, Lou, hija, qué mala pata, ya el primer día... Me quedo con que no fue nada, ni lo de la tos ni lo de la cachiporra (nariz) porque aunque lo cuentas como siempre, del modo más natural, imagino cómo de mal has pasado los dos tragos... Algún día me gustaría explicarte por qué me gusta tanto tu modo de escribir, algún día...