Hola

Quiero daros la bienvenida a todos los que estáis aterrizando en el Reino de la Mermelada por primera vez. Esta es una ventana abierta a través de la que podéis asomaros a lo que es mi día a día. Si llegáis aquí buscando respuestas o información sobre la leucemia infantil, que sepáis que las respuestas están en vosotros mismos, yo sólo puedo compartir las mías. Agarraos fuerte que vienen curvas.

jueves, 3 de abril de 2008

¿Qué te enseñan las lágrimas?

En estos últimos días me he hecho muchas veces esta pregunta.
Puedo recordar mil veces en las que he llorado, alguna de ellas de alegría y sin embargo, no puedo recordar ni una sola enseñanza que me quede de esas lágrimas.
Riendo aprendí a andar, los llantos de las caídas no los recuerdo, riendo aprendí que con las lágrimas por añorar un hijo no veía los números del Puregón Pen.
Riendo enseño a reir a mis hijos, riendo escondo las lágrimas cuando les hablo de los que quiero y que ya no están.
Recuerdo a mis padres riendo cuando me quitaron las rueditas de seguridad de mi bici, a mi madre cuando me gradué y a mi padre cuando le dije que elegía aquella carrera espantosa que nunca me interesó...
Recuerdo lágrimas de felicidad, sobre todo las que brotaban de mis ojos la primera vez que vi a mis hijos, pero no recuerdo que me enseñasen nada...
Nunca ví a mis abuelos llorar, y muchas veces tuvieron motivos de sobra, su risa me enseñó que hay que ser positiva, aunque cueste (¡y de qué manera!).
Quiero reir, siempre, y pondré todo mi empeño en que así sea, aunque no siempre lo consiga sabré reconocer los positivo de la risa.

1 comentario:

Myr dijo...

Me encanta aprender de los demás. Nunca me planteé que me aportan las lágrimas, que además yo tengo tantas.....Mil besos preciosa. Me ha entusiasmado ver que había una nueva entrada.