Hola

Quiero daros la bienvenida a todos los que estáis aterrizando en el Reino de la Mermelada por primera vez. Esta es una ventana abierta a través de la que podéis asomaros a lo que es mi día a día. Si llegáis aquí buscando respuestas o información sobre la leucemia infantil, que sepáis que las respuestas están en vosotros mismos, yo sólo puedo compartir las mías. Agarraos fuerte que vienen curvas.

lunes, 1 de septiembre de 2014

El verano ya se fue

Se fue, el verano pasó y las tan esperadas vacaciones corren que se las pelan. Ya estamos en Septiembre, mes de buenos propósitos y, aunque yo no soy mucho de eso, sí quiero proponerme actualizar este sitio con cierta regularidad, a ver si lo consigo.
El "veraneo" ha sido raro este año. Para empezar tuve que fraccionarlo en 3 tramos por temas de agenda y trabajo de mi contrario.
Creo que ya os dije que la última semana de Junio había sido una semana familiar tranquila y muy agradable. Fuimos a la Costa Brava y pasear por Sant Feliu y echar de menos a Mónika es todo uno...
El peor tramo del verano para los Duendes fue del 1 de Julio al 15 de Agosto. Este año no les había apuntado a ningún campamento de verano. Para empezar ellos no querían, cosa que a priori a mí me importa un bledo, porque luego sé que se aburren en casa, así que igualmente me puse a buscar. Los sitios que me gustaban estaban más que petados, así que ni estando arriba de la lista de espera conseguí las plazas.
En su cole hicieron una actividad distinta este año que tenía buena pinta, pero era, por edad, sólo para los chicos y no tenía alternativa para mi Hada, así que lo descarté. Total que al final me quedé sin nada.
Lo que en principio supuso una fiesta para ellos, levantarse tarde, hacer lo que les diera la gana y demás, se volvió en su contra, las normas eran claras, nada de maquinitas en toda la mañana y nada de piscina hasta que mamá llegase a casa...
La cosa se torció.
Mamá y papá se fueron a Lejoslandia por un viaje de trabajo de papá y ellos se quedaron con los Santos Padres (los míos), "vaya morro que tienen papá y mamá".
Fue sólo una semana, en Las Vegas y San Francisco, pero a mí, sin mis niños, nada me sabe igual. A la vuelta los Santos Padres desaparecieron camino de la playa y la cosa empeoró, si el abuelo no estaba por la mañana volvíamos a la rutina de no piscina.
Tardó en llegar pero el 15 de Agosto por fin apareció en el horizonte, maletas arriba y todo listo para nuestra semana de Vacaciones. Nos fuimos a Fuerteventura.

Soy un desastre como turista, no me preguntéis si me gustó porque lo único que vi fue el camino de 7 km entre el aeropuerto y el hotel...
La verdad es que los ocho días fueron la mar de relajados, vuelta y vuelta en la tumbona, piñas coladas, clases de salsa y fiestas nocturnas en la playa.
A la vuelta hice una maratón de lavadoras y el domingo 24 salimos hacia Levante. En Benidorm nos esperaban los abuelos con los brazos abiertos, más abiertos para los niños sin duda...
La semana de veraneo ha sido estupenda también, disfrutando de vida familiar, playa, piscina, castillos en la arena, algún cine y cenas fuera.
Pero es que 15 días no saben a nada, bueno, a nada, nada, no, pero que yo al menos necesito tres semanitas para desconectar y este año parece que no he separado el culo de la silla de la oficina.
Ya estamos en Septiembre, como he dicho antes y toca ponerse las pilas, organizar la vuelta al cole y las extraescolares.
Y como lo más puñetero hay que hacerlo siempre lo primero, antes de las 9 de la mañana ya tenía la cita para la segunda dosis de la vacuna de Hepatitis B de mi Sol y para la revisión semestral de dentista de los tres.
Por cierto que ahora mismo voy a llamar al Ratón Pérez que creo que entre hoy y mañana tendrá que hacernos una visita.

4 comentarios:

Evaasecas dijo...

Pues a mi me parece un verano de lo más entretenido... recuérdalo mucho, que luego el invierno es muy largo.
Besos a todos.

Sara M. dijo...

Ufff, es que tener a los pobres toooooda la mañana sin bañarse ni hacer nada, es demasié. Perobueno, de todo se aprende. Ya verás como el año que vieneno os vuelve a pasar,ni a tí ni a ellos.
¡Bienvenida a la casi rutina!

ALEJANDRA dijo...

Cachis, Lou, pa haberlo sabido. Tengo una cuñada de Las Palmas que siempre dice que Fuerteventura es el Paraíso. Si vuelves dilo con tiempo y le preguntamos.
Anda, no te quejes, que por lo menos has tenido 15 días...Ya me hubiera gustado a mí pero por actividades no previstas (un desprendimiento de retina que decidimos operar por privado, porque era muy chungo) nos hemos quedado sin, pero eso sí, el ojo está perfecto.
Mis hijos han ido a muchos campamentos organizados por el Ayuntamiento. El pequeño fue a uno en Finlandia, que para llegar cogió ¡cuatro aviones! y nos costó escasos 300 euretes. Planifica con tiempo los del año que viene, la verdad que son positivos en todos los sentidos.¡Besos guapa!.

Irene y Umpa Lumpa dijo...

Mis vacaciones de verano (y creo que de Navidad :S) empezaron ayer y terminan el sábado... jaja pero me están sabiendo a gloria. Poder levantarme a "mi hora", desayunar tranquila... y sobre todo... no pensar.

Es cierto que en junio tuve también otra semana de vacaciones entre terminar exámenes y empezar a estudiar... Y fui unos días a Barcelona. Y aunque mis recuerdos de Mònika no estén vinculados a ese lugar... pisar sus pasos, estar con "su gente" era recordarla, extrañar mucho y, por fin, sonreír y reír también.

Que vayan bien los preparativos para el nuevo curso!