Hola

Quiero daros la bienvenida a todos los que estáis aterrizando en el Reino de la Mermelada por primera vez. Esta es una ventana abierta a través de la que podéis asomaros a lo que es mi día a día. Si llegáis aquí buscando respuestas o información sobre la leucemia infantil, que sepáis que las respuestas están en vosotros mismos, yo sólo puedo compartir las mías. Agarraos fuerte que vienen curvas.

miércoles, 24 de septiembre de 2014

Reconocimiento médico de mi Sol deportista.

Hemos empezado el cole.
Bueno, el cole y tooooooodo lo que eso conlleva, las prisas, el corre corre y las extra escolares.
Mi Sol es una estrella del basket (quizás sea sólo MI estrella, pero lo es) y estaba ansioso por empezar los entrenamientos. Este año la liga colegial empieza muy pronto.
El caso es que ya, el tercer día de colegio empezó con su rutina y dentro de los requisitos federativos, es preceptivo un certificado médico que autorice al niño a hacer deporte. Aunque mi Sol está más que "revisado" y cualquiera de los médicos firmaría el certificado, prefiero que pase por la revisión en el cole como hacen todos sus amigos.
El viernes cuando fui a buscarle me encontré con que estaba en pleno reconocimiento.
Salió deprisita, que teníamos cita con el dentista y de camino me cuenta...
"Mami, que me ha preguntado el médico si había tenido alguna enfermedad grave y yo le he dicho lo de la leucemia, eso que cuando tenía tres años me cogí una leucemia y me ha preguntado que como estaba y si tomaba pastillas.
Ya le he dicho que no, que hacía mucho que no tomaba nada, pero luego me ha preguntado una cosa que no he entendido, me ha dicho, pero la leucemia, ¿era nosequé o nosequé?"
Te preguntaría si la leucemia era linfobástica o mieloide, digo yo
"Eso, eso, pero yo no lo sé mamá, ¿cual era?"
Linfoblástica, cariño, aprendete que era una LLA y así es más fácil.
Forma parte de su vida, lo sabe, asume que es grave y que está bien y a mí, que cada uno de esos episodios me da la vuelta al estómago por completo...

3 comentarios:

Evaasecas dijo...

Me encanta leerte estas anécdotas, porque son eso, anécdotas, niña. Un besazo enorme

Irene y Umpa Lumpa dijo...

Y que siga siendo así... natural... "lo de la leucemmia cuando tenía 3 años..." y que así sea siempre. Que sólo sea un mal recuerdo. Sobre todo para vosotros... ;), los padres.

Sara M. dijo...

¡Pero deberías alegrarte! Fíjate lo poquísimo que le ha importado a él y eso es lo verdaderamente bueno.