Hola

Quiero daros la bienvenida a todos los que estáis aterrizando en el Reino de la Mermelada por primera vez. Esta es una ventana abierta a través de la que podéis asomaros a lo que es mi día a día. Si llegáis aquí buscando respuestas o información sobre la leucemia infantil, que sepáis que las respuestas están en vosotros mismos, yo sólo puedo compartir las mías. Agarraos fuerte que vienen curvas.

jueves, 14 de julio de 2011

Cinco entradas de cine


Nuestro primer cine los cinco juntos, sólo de pensarlo me relamía.
Ayer por la tarde mi contrario hizo plan casero y como no es lo frecuente es como si fuera fiesta nacional.
Yo, que no paro de inventar, había estado barruntando qué hacer por la tarde, con la única restricción de que podía contar con él después de una comida de trabajo, y ya sabemos todos lo que son las sobremesas de esas comidas.
Salí de trabajar y fui a por los duendes al campamento de verano en el que están esta semana. Llegamos a casa como siempre y mientras merendaban algo (a eso de las cuatro, porque en el campamento comen muy pronto) yo me metí en internet a ver la cartelera y los horarios de los cines más cercanos a casa.
Cars 2, a las 17:15 me pareció perfecto, pero eran las 14:15 y el padre de las criaturas no había llegado. Le llamé y me dijo que estaba a punto de entrar por la puerta. No le apetecía mucho eso de ir al cine, pero les preguntamos a los niños y se les iluminaron los ojitos.
Saqué las entradas por internet porque íbamos fatal de tiempo, de hecho llegamos al cine a las 5, con el tiempo justo de comprar las palomitas, las cocacolas y sentarnos.
Me he olvidado de deciros que mi Garbancito es bastante miedoso, en cuanto apagaron las luces empezó a llorar a gritos diciendo que quería irse a casa. Le convencí para que esperáramos a que saliera Rayo Mcqueen y que si luego quería nos íbamos.
Mal asunto, las primeras escenas de Cars 2 son de una plataforma petrolífera llena de coches malos. Como pude le tapé la boca para evitar que sus gritos se oyeran en toda la sala y le cogí en brazos para abrazarle, sólo se calmó cuando salieron Rayo y Matter. Para entonces ya era tarde, del miedo que había pasado se había hecho pis encima, encima suyo y encima mío claro.
Al final le encantó pero a veces me olvido de que aún no ha cumplido cuatro años

3 comentarios:

myriam dijo...

mi garbanzooooooooooooooooooo!!!!! lindo lindo!!!!

Chus dijo...

Pues a mi me pasó lo mismo con mi hijo mediano, la primera vez que lo llevamos al cine. La verdad es que seguramente no supimos escoger la peli. Escogimos E.T. y no veas como lloraba, me tuve que salir y todo de la sala, después poco a poco y como tu dices, teniéndole en brazos toda la pelicula, se fue calmando.

Me alegro que pasarais un buen dia los 5. Besos

MC dijo...

Que bueno que fueron a ver Cars! Yo ya he ido 3 veces con mi gordo jajajaja, me gusta mucho tu blog, y me da mucho gustomsaber que tu Rubio amor va muy bien, espero estar pronto como tu mas relajada. Muchos saludos.