Hola

Quiero daros la bienvenida a todos los que estáis aterrizando en el Reino de la Mermelada por primera vez. Esta es una ventana abierta a través de la que podéis asomaros a lo que es mi día a día. Si llegáis aquí buscando respuestas o información sobre la leucemia infantil, que sepáis que las respuestas están en vosotros mismos, yo sólo puedo compartir las mías. Agarraos fuerte que vienen curvas.

jueves, 19 de noviembre de 2015

Una de famoseo (con un poco de retraso)

Jueves 5 de Noviembre
Teatro Real de Madrid
Entrega de los 30 premios BMW de pintura
La reina Sofía
Los finalistas y galardonados
El rebaño del "colorín"
¡¡¡Y Lou!!!
Si es que no os imagináis cómo me lo monto, a veces creo que sólo os aburro con mis empanadas mentales y me guardo lo divertido, que también lo hay.
Por obra y gracia de las relaciones profesionales de mi contrario nos invitaron, con entrada VIP" a tal evento. Bueno, os diré que me enteré a finales de Septiembre y me pasé mes y medio pensando en qué me ponía, si iba o no a la pelu... ¡cómo si alguien fuese a mirarme a mí!, pero es que
hay que estar noma para no desentonar.
Y mona iba, os lo prometo, pero desentoné en cantidad.
La hora de entrada de invitados estaba prevista desde las 7 de la tarde, por aquello de la seguridad y el orden. Conseguí meterme en la ducha a las 5, lavarme el pelo, planchármelo y dejarlo estupendo, con las canas pero estupendo.
Por decirlo suave, resulta que mi armario vuelve a "encoger" la ropa, chicas, que manía tiene. El caso es que había pensado en estrenar un vestido blanco y negro, parte de arriba blanca, con manga francesa y falda tuvo negra justo debajo de la rodilla y  pude metérmelo gracias a la faja
(en fin).
Hacía fresco para ir a cuerpo gentil ya a esa hora. No sabía que ponerme y de repente me acordé de un abriguito negro con una lazada delante ¡que es premamá y había estrenado en otro sarao embarazada de mi Hada!, qué depresión lo bien que me quedaba..., es que no me sobraba ni
gota de la tripa...
Pues eso, tacón alto, medias impecables, vestido recién planchado, pelo en su sitio, bolso de marca. ¡A por ellos!.
Y yo que me llego allí , entro, y empiezo a ver a todo el famoseo patrio, pero si parecía  (yo) Lina Morgan disfrazada de paleta de pueblo de lo más profundo de las profundidades.
La Reina Sofía, impecable, más delgada y muy guapa (lo bien que lo está haciendo ella ahora y como se está equivocando su emérito esposo), su hermana la princesa Irene muy en su línea bohemia, me gusta.
... Y ahora el resto.
Paloma Barrientos con una falda de flores de colores que podría utilizarse de semáforo.
Nieves Álvarez, guapa, porque es guapa, pero despeinada y a mi modo de ver poco favorecida con un vestido tan corto a juego con el abrigo demasiado historiado.
Nuria González,..., alguien debería decirle a esta muchacha que en la vida existen algo más que los pantalones pitillo y las blazers por bien que te queden.
La Lomana, de verde ilusión, de cerca no se la puede ver más recauchutada, y flaca con chichas colganderas.
Beatriz de Orleans, me gustó, señora ella.
Roberto Torreta, elegante y su mujer (o acompañante, no se) de rojo muy guapa.
La mujer de Carlos Baute debió pasar mucho frio con esa falda tan corta y sin medias, pero estaba guapa.
En resumen, mucha "lori" con los 50 cumplidos y las faldas más cortas que el rabo de un boxer. Mucho colorín en la ropa y yo de blanco y negro pensando en que quizás en esta ocasión seguir los dictados de Cocó Chanel no había sido lo más acertado.
Por cierto, el coctel posterior, demasiado queso, buen vino y el brownie de postre, delicioso.

1 comentario:

Umpa Lumpa & cía dijo...

Pero pero peeeeeeeeeeero!!!
Qué nivel, Maribel!!!!
Pues no te vi... pero a mí me gustas más tú, la verdad... :p