Hola

Quiero daros la bienvenida a todos los que estáis aterrizando en el Reino de la Mermelada por primera vez. Esta es una ventana abierta a través de la que podéis asomaros a lo que es mi día a día. Si llegáis aquí buscando respuestas o información sobre la leucemia infantil, que sepáis que las respuestas están en vosotros mismos, yo sólo puedo compartir las mías. Agarraos fuerte que vienen curvas.

viernes, 7 de agosto de 2015

Zapatero a tus zapatos

Con la cantidad de vueltas que le doy a la cabeza para casi todo y hay momentos en los que "aquí te pillo, aquí te mato".
La cagué...
Mi Hada odia la peluquería, como yo, es un rollo, pedir hora, esperar, el pelo pa un lao, el pelo pal otro, ahora te estiro con el cepillo, ahora te quemo con el secador. Vamos, que no es lo nuestro.
Desde pequeña he sido yo la que le he cortado el pelo, total, en un pelo largo y fosco, cortar las puntas no tiene mucho peligro, si haces un trasquilón, siempre se puede arreglar. ¡Ja, eso creía yo, hasta ayer!.
La verdad es que hacía casi un año que no le saneaba las puntas. Está en esa edad en la que el pelo le gusta cuanto más largo mejor, le llegaba casi a media espalda y a mi no me gusta tan largo. Cuando volvimos de la piscina y se lavó el pelo le dije que le cortaba un poco.
Estaba en el cuarto de baño peinándola y haciendo la raya en medio cuando vino su padre, nos pusimos a hablar y yo, tijera en mano, ¡zas!, corté.
No sé en qué estaba pensando, pero cuando lo vi y la vi a ella empezar a llorar me quería morir, no le había cortado un par de dedos, ni dos pares de dedos, ¡ni tres pares de dedos!, es que lo había cortado casi a la altura de la oreja...
Ya no había solución, no podía dejarlo así, tuve que igualarlo. Madre mía, que manera de llorar la pobre por su pelo, hasta yo lloraba, de la rabia de ser tan torpe.
La verdad es que está preciosa, mucho más estilosa, con aire de mayor, pero efectivamente está muy corto, tanto que le da, justo justo, para cogerse una coleta pequeña, eso es lo malo, que ahora en verano lo de poder retirarse el pelo de la cara es importante.
De la llantina que le dio he tenido que dormir con ella.
Lección aprendida, a partir de ahora, quiera o no quiera, le guste o no le guste, a la peluquería a cortar el pelo.
Como hoy seguía con el enfado me he sometido a su chantaje, me he ido con ella de compras y me ha sacado una funda nueva para la tableta y otro bikini más.
Lo dicho, zapatero a tus zapatos.

2 comentarios:

Irene y Umpa Lumpa dijo...

Con esa compensación... igual quiere que le sigas cortando el pelo y hacer como que ha sido un desastre... jajaja
A mí me encanta a esa longitud!!!
De hecho... cada vez que corto intento que sea más o menos a la altura a la que lo has hecho tú... jaja
Yo solo lo he hecho una vez (lo de cortármelo yo) porque me sentó fatal pagar una vez tanto (ok... 20 euros, pongamos) en peluquería para que no me cortaran casi nada... A los dos meses volvía a parecerme que lo tenía largo, así que un par de vídeos en youtube... y al lío... jajaja Y o quedó tan mal. Pero lo reservo para casos extremos como esos.
Si no... una vez al año a la peluquería (a la edad de tu hada tenía una obsesión con tenerlo largo y me saneaba las puntas cada 3 meses en peluquería) Cuando conseguí que me llegase al culo (la cosa tardó, no vayas a creer... que encima tenerlo ondulado/rizado lo complicaba un poco más...) ya tenía 16 años. Y estaba perfecto. Largo. Sanísimo. Pero ya no lo quería largo... jajaja Así que ZAS. Corte... y desde entonces me muevo en longitudes parecidas. Lo más corto como lo has dejado tú. Lo bueno del pelo, es que crece... y que de aquí a que vuelva a empezar el cole ya lo tiene a una buena longitud para coletas =) (pero vamos, que un buen bikini soluciona cualquier cosita... jaja Va camino de ser una mini-Lou de las compras!!! )

telefono segundamano dijo...

Me encanta este blog!!!
Y me encanta todo lo que engloba al amor!!!♥
Gracias!!!
Besos Guapa