Hola

Quiero daros la bienvenida a todos los que estáis aterrizando en el Reino de la Mermelada por primera vez. Esta es una ventana abierta a través de la que podéis asomaros a lo que es mi día a día. Si llegáis aquí buscando respuestas o información sobre la leucemia infantil, que sepáis que las respuestas están en vosotros mismos, yo sólo puedo compartir las mías. Agarraos fuerte que vienen curvas.

lunes, 1 de diciembre de 2014

Indefensa

Hoy no se si vengo cabreada o reivindicativa. En todo caso vengo desconcertada, porque no entiendo.
Igual es que soy torpe, oye que si es así me lo decís y yo tan contenta, pero lo que necesito es una explicación.
Ayer me quedé anonadada, viendo las imágenes de la pelea entre los "hinchas" del Atlético de Madrid y los del "seguidores" del Dépor.
Fijaros en que pongo comillas.
Yo lo que veo no son dos aficiones coreando sus colores, veo a una banda de energúmenos zurránsdose. El desenlace ya todos lo sabemos.
Pero lo que me alucina es oír hoy al responsable del dispositivo de seguridad para ese partido decir que "como no estaba clasificado de alto riesgo" no había forma ni de prever ni tiempo para reaccionar.
¡Me quedo perpleja!, que pasa, ¿que si no aviso de que me van a atracar no hay forma de que un policía me asista?. Ya se que no es el mismo caso, pero me cuesta entender que cuando todo empezó a desencadenarse no hubiera forma de recurrir a más efectivos.
Por otro lado pienso en que hace algunos meses, a la hora de comer, acudí a recoger mi coche al garaje donde solía aparcar y me encontré con que no podía acceder por la puerta de peatones. Parece ser que el SAREB tiene varias plazas de garaje reservadas en el mismo (cosa de la que no tenía ni idea) y que un grupo de manifestantes se habían hecho fuertes en la puerta y no dejaban entrar ni salir a nadie.
No me pareció bien, pero bueno, todo el mundo tiene derecho a manifestarse como guste. El caso es que yo tenía que ir a por mis duendes al cole y tenía que sacar el coche.
Intenté bajar por la entrada de coches (no os lo recomiendo) y me encontré con que, en previsión de que los manifestantes pudieran hacer lo mismo, habían cerrado también esa entrada.
Había pasado un rato largo y no veía manera de entrar. El responsable del parking se negaba a abrirme por miedo de que los manifestantes dando un empujón se colasen en el edificio.
Llamé a la policía...
Cuando llegó, que tardó un rato (ahí no me meto, supongo que estaban en otros temas) el agente, muy amablemente me dijo que "él, no pensaba jugarse su integridad física con esa gente" y que si yo lo consideraba oportuno (¡YO!), que volviera a llamar al 112 y pidiese que mandaran a unos antidisturbios, ¡por dios, los manifestantes no eran más de 30!.
Pues no me quedó otra que esperar, porque llamé para pedir ayuda, les expliqué la situación y sí, me dijeron que mandarían a los antidisturbios, pero media hora más tarde, la manifestación se disolvió y pude entrar a por mi coche.
Me sentí absolutamente indefensa.
Hay agentes para escoltar al "pequeño Nicolás ese" pero no para atender al personal...
Y ya, el remate, me llaman hoy del banco y me dicen que tengo que pasarme por la oficina. Parece ser que hay una ley para prevenir el blanqueo de capitales y me piden información sobre mi actividad económica (¡coño, pero si entra mi nómina cada mes...!) y mi DNI para digitalizarlo. Parece ser que en breve, todas las cuentas que no estén convenientemente identificadas quedarán bloqueadas y pienso para mí...
¡Lastima no tener cuenta(s) en Andorra!.
Joder, que los pringaos somos siempre los mismos

2 comentarios:

Irene y Umpa Lumpa dijo...

Está claro... te quejas con toda la razón del mundo. Hay cosas que claman al cielo. Todavía recuerdo ir a las manifestaciones estudiantiles que hubo hace como 2-3 años. Petadísimas de gente, sí (universitarios, padres, niños...) muy pacíficas pero absolutamente escoltados por la policía... vamos, poco más y había más polis que manifestantes... formando una cadena alrededor de la mani. Que ellos no tenían la culpa de estar ahí, pero que más que una sensación de seguridad, lo que tenía era una sensación de criminal, increíble.

Pero sí. Te cuento una mini-anécdota. En la época fugaz de las ayudas a los jóvenes para el alquiler, mi hermano la solicitó y se la concedieron. Aunque tardaron bastante en dársela, pudo disfrutar de ella como un año (hasta que se extinguió) Unos años después... Hacienda les reclamaba a mis padres prácticamente la misma cantidad de lo que "juntado" había supuesto la ayuda que había recibido él, porque cuando la solicitó, durante 3 meses antes de que acabara el año, aún formaba parte de la unidad familiar con mis padres. Así que digamos que pese a ser independiente no había sido "legal". Por supuesto que mis padres lo pagaron, pese a lo divertido del asunto.... porque luego a los grandes ladrones... casi das gracias de que vayan a la cárcel... pero pagar, no paga nadie.

Y para otra... a mí me dejaron sin seguridad social casi un año (y yo sin coscarme...) por haber cumplido 26 años. Eso sí, mi padre, durante ese tiempo, estaba cotizando por mí de todas maneras. Y nadie se dignó a avisarme (ni a mí de que me dejaban sin SS "por vaga" (supongo que pensarían) ni a mi padre por pagar "de más" por algo que no existía)

En fin... y no sigo que me caliento... jajaja Pero que tienes más razón que un santo. Y que esto da vergüenza.

Sara M. dijo...

Bueno, pues te cuento que en mi ciudad hay construído un "botellódromo" (de eso mejor no hablamos), encima mal hecho con una única entrada/salida estrechísima. La actitud de la policía nacional: si vemos que ahí está pasando algo gordo, no podemos ni entrar, directamente nos matan. Y conste que les entiendo, mira si no los disturbios en EEUU, apenas podían defenderse, y eso que iban muy bien preparados...
Y no es por quitar responsabilidades a nadie, pero he oído que el partido no estaba calificado de alto riesgo porque en los últimos seis años no había habido incidentes remarcables entre ambas aficiones.
En cualquier caso, de locos.