Hola

Quiero daros la bienvenida a todos los que estáis aterrizando en el Reino de la Mermelada por primera vez. Esta es una ventana abierta a través de la que podéis asomaros a lo que es mi día a día. Si llegáis aquí buscando respuestas o información sobre la leucemia infantil, que sepáis que las respuestas están en vosotros mismos, yo sólo puedo compartir las mías. Agarraos fuerte que vienen curvas.

martes, 11 de octubre de 2011

Miedo, en primera persona

Ya os comenté la semana pasada que me había tocado la revisión ginecológica anual. Me hice eco abdominal, analítica, mamografía y citología, todo ello acompañado de la correspondiente revisión por parte de mi gine.
Cuando acabé, me advirtió que el radiólogo que siempre trabaja con él está de baja y que ahora la que revisaba las mamos era una doctora jefa del servicio de mama de un gran hospital de Madrid, y que por protocolo, en ese hospital se mandaban ecos de mama, así que si me llamaban, que no me asustara.
Y me llamaron.
Quedé en volver ayer a que ella misma me hiciera la eco de mama y al llegar me dijo que veía una acumulación en la mama derecha que en la revisión del año pasado no estaba. Os juro que se me paró el mundo. Ella dale que te pego con el ecógrafo pasando una y otra vez por donde se supone que debía estar ese "algo" y yo callada, sin resuello, sin fuerzas para preguntar, aterrorizada.
Terminó y me dijo que no, que no veía nada, pero que en la mamo era muy claro que estaba ahí. Me dijo que no me vistiera que iba a repetir la mamo con otra perspectiva.
Si os digo que no sé cómo me sostuvieron las piernas no os miento, me temblaban las manos, las rodillas y hasta la voz.
Amablemente me dijo que esta mamo me iba a molestar. Por lo visto aplastar bien era el secreto, si a la presión el "algo" se aplastaba pero seguía ahí es que estaba ahí y si desaparecía es que era sin más el propio tejido fibroso de la mama que se había mostrado así.
No me dolió la mamo, me dolió el alma de pensar y pensar, es increíble lo que puede dar de sí la cabeza en los escasos 15 segundos del "no respires".
En un momento la mamo estuvo disponible para su análisis en una pantalla gigante. Yo no veía, no preguntaba, no nada.
Sonrieron y me dijeron que el "algo" no estaba, al ver mi cara me dijo que no me preocupara que la mamografía y la eco eran completamente normales, que las seguiría estudiando y como mucho me mandaría repetir la eco en seis meses, que ya me llamaría mi gine hoy.
No le he dado tregua, eran las 8 de la mañana cuando le llamaba yo, no, no os asustéis, esa es su hora normal de pasar por el hospital a ver a las pacientes ingresadas.
Me ha dicho que está todo bien, y que me olvide de él hasta dentro de un año. Le he bromeado diciendo que si me embarazo antes que a quién llamo, literalmente me ha dicho "anda hija, deja de decir tonterías que bastantes tienes con los que tienes".

Por cierto, diga él lo que diga, la que suscribe en 6 meses se repite la mamo...

7 comentarios:

ALEJANDRA dijo...

Me has clavao!.Qué malísimo que es el miedo,y lo gordo es que no es miedo por ti sino por los tuyos..Todo se vuelve arena en segundos y ves como un viento huracanado está detrás de la puerta dispuesto a soplar,en fin que te entiendo a las mil maravillas. Enhorabuena!!, ( susto meao susto quitao..jajaja). A ver si me cabe, es un mail que recibí hace tiempo, y con el que me reí un rato. Un beso corazón!.

"A muchas mujeres les da miedo la mamografía, pero no deben preocuparse…

Haciendo los siguientes ejercicios durante unos minutos al día, la semana previa a la prueba, estarás completamente preparada para ese examen. Son fáciles y los puedes hacer en tu casa.

Primer ejercicio : Abre el refrigerador y coloca una teta en el marco de la puerta. Ciérrala sobre ella y aprieta con fuerza. Apoyando tu cuerpo sobre la puerta conseguirás hacer más presión. Aguanta en esa posición…

Segundo ejercicio : Anda a tu garaje a las 3 de la madrugada, que es cuando la temperatura del suelo de cemento es la perfecta. Desnúdate y túmbate cómodamente en el suelo, colocando un pecho bajo la rueda trasera del coche. Pídele a una amiga o a un familiar que mueva lentamente el coche hacia atrás, hasta que tu teta esté completamente aplastada bajo la rueda. Aguanta , sin respirar, 10 segundos. Repite este ejercicio cada día.

Tercer ejercicio : Mete dos sujetalibros de metal en el congelador durante toda la noche. Desnúdate hasta la cintura. Invita a un hombre corpulento y desconocido a entrar en la habitación y dile que te apriete, con todas sus fuerzas, la teta entre los dos sujetalibros. Después, concierta con él una cita para volver a hacer lo mismo dentro de un año.

¡AHORA YA ESTÁS PREPARADA!… y cuando muestres el resultado de la mamografía a tu ginecólogo, !!! pídele a ese MAMÓN que se haga una HUEVOGRAFIA con las instrucciones antes indicadas!!!"

risitas dijo...

coño nena, hasta que no he llegado al final se me ha parado el latido cardiaco jajajaja.

Nuria dijo...

Buff Lou qué mal rato pasaste, no creo que sea bueno que te hagan otra mamografía en 6 meses, podrías hacerte otra eco, que no es perjudicial. En cualquier caso tienes que quedarte tranquila aunque el susto no te lo quita nadie.
Un besito

Estefanía dijo...

Entiendo lo que es vivir con el miedo en el cuerpo y más en esos casos.
Pero me alegro de que no haya sido nada y esté todo perfecto.

Un saludo

Leucemia Linfoblástica aguda Philadelphia positivo dijo...

Joder qué mal rollo me ha dado esta entrada... es un horror cuando te hacen la eco y empiezan a ver 'cosas' que después no son nada. Te envío un beso enorme y me alegro muchisimo de que te repitas en 6 meses la eco.

Lamardestrellas dijo...

Jo, Lou, qué susto. Anda que... hasta el final de la entrada me has tenido sin resuello... Pero mira, ahora estoy feliz de que no haya sido nada.
A mí me pasó algo parecido, pero me mandaron directamente a hacerme una punción; por protocolo, me repitieron la mamo en el sitio donde me iban a hacer la punción y ¡oh, milagro! lo que quiera que fuera había desaparecido. Pero sí, se pasa miedo. Besos fuertes.

SOL dijo...

No ganas para sustos Lou! joerr no me extraña que te temblara todo, sólo leerte me entraba taquicardia.
Ahora tienes que estar más tranquila nunca, te han remirado a conciencia;) asi que relájate y sigue plantando garbanzos que se os dá muy bien;)
MUACKKKKKKKK!