Hola

Quiero daros la bienvenida a todos los que estáis aterrizando en el Reino de la Mermelada por primera vez. Esta es una ventana abierta a través de la que podéis asomaros a lo que es mi día a día. Si llegáis aquí buscando respuestas o información sobre la leucemia infantil, que sepáis que las respuestas están en vosotros mismos, yo sólo puedo compartir las mías. Agarraos fuerte que vienen curvas.

domingo, 8 de noviembre de 2009

Sigue sin salir el sol

El miedo me paraliza. Ya no puedo prescindir de los ansiolíticos, aunque intento tomar sólo uno al día, por la mañana, para no hacerlo coincidir con el antidepresivo de la noche.
Mi rubio amor no se encuentra bien, sigue con el dolor en la tripa, que tiene llena de gases y cacas retenidas. Y con el dolor en el culete que le hace gritar. Además ahora han vuelto a salirle heridas por todo el paladar, cerca de las encías, como las que tuvo en diciembre. Hoy he llamado dos veces al hospital, pero en realidad me dicen que si el viernes estaba todo dentro de un orden, la cosa no puede ser muy mala. Yo tengo mis dudas. Me encuentro como hace un año, cuando yo veía que algo grave pasaba y nadie me hacía caso. Me faltan poco más de 36 horas para volver al hospital, a control, y no sé si aguantaré.
Mi marido está fatal. Para su desgracia tiene una fe ciega en mi intuición. Yo me aguanto como puedo las lágrimas y él disimula haciéndose el fuerte, pero no cuela.
Ahora mis duendes mayores juegan a la Wii en la cocina, como si nada pasase y yo siento que el aire se me acaba y que el maldito enemigo de nombre feo me aprieta con fuerza el cuello.

5 comentarios:

Maeva dijo...

Hola Lou, te sigo hace poco (te conocí por el blog de Duna) pero nunca sé que decirte, ni siquiera ahora, porque no puedo ni imaginarme como puedes sentirte, viendo lo que le pasa a tu niño.
Es de lo peor que le puede pasar a su madre, y más cuando es tan chiquito y tan indefenso, que no entiende lo que le está pasando, y más teniendo dos hij@s más, que también necesitan de la atención de sus padres, y también sufrirán por ver a su hermano enfermo.
Te deseo lo mejor, te mando todas las fuerzas y buenos deseos que pueda tener.
un beso.

Maeva dijo...

uy, se me fue "su madre", me refería a una madre, creo que me entendiste.
un beso, y te deseo que se recupere muy pronto, porque estas enfermedades no son justas para nadie, pero para un niño menos todavia.

Charo dijo...

Lou, muchos ánimos. No sé qué decirte para reconfortarte. Eres una mujer muy fuerte, y es normal que a veces te vengas abajo. Pero ya verás como todo va bien.

m_sandonis dijo...

mi niña!! animno animo animoa...mañana estare pendiente a ver que han dicho en el hospi. pero piensa que si no hay fiebre aunque lo veas malito, esque todo no va mal.

millones de besos

Susi dijo...

Hola Lou, Te sigo a ti y tu familia desde hace meses, pero un día dejé de dejar mis comentarios porque sentía que todo lo que pudiera decirte siempre me sabia a poco. Hoy quiero volver a decir que te admiro de una forma especial, porque veo en ti algo muy especial, algo que con palabras no puedo transmitirte, algo que solo se puede sentir. Al igual que el dolor que te corroe a ti por más que me lo imagine y me duela junto a ti, nunca será el mismo que el que puedas sentir tu.
Recuerdo que no hace mucho, unos tres meses, soñé contigo después de leerte y en aquel sueño todo era tan diferente...los niños...tú y los abuelos. Me sentí mal por haber soñado algo tan lejos de la realidad. Por una parte aquel sueño me llenó de paz mientras lo soñaba, pero al despertar me sentí mal, llena de tristeza y con un gran vacio.

Sigue Lou, nunca te pares aunque el camino sea largo, tienes una fuerza sobrehumana que aunque aveces no la veas, todas la que te leemos desde aqui la vemos claramente, estoy segura que al final de ese espantoso camino hay algo maravilloso.

Un millón de besos Lou