Hola

Quiero daros la bienvenida a todos los que estáis aterrizando en el Reino de la Mermelada por primera vez. Esta es una ventana abierta a través de la que podéis asomaros a lo que es mi día a día. Si llegáis aquí buscando respuestas o información sobre la leucemia infantil, que sepáis que las respuestas están en vosotros mismos, yo sólo puedo compartir las mías. Agarraos fuerte que vienen curvas.

miércoles, 16 de septiembre de 2009

Me he bajado

Es cierto, hay que tener cuidado con lo que se desea y se pide porque puede cumplirse.
No sé en cual de mis entradas pedía yo que parasen el mundo que quería bajarme. Al final me he bajado. El mundo, la vida sigue su curso y yo me quedé en un apeadero abandonado. Mi vida está anclada, eso no significa que yo tenga un minuto, no, es que me siento en una isla desierta en la que habita un enemigo terrible que intenta acabar conmigo. Y yo sólo puedo pelear para defender lo que más quiero, sin más armas que las que me dan los médicos, que no son pocas, pero que a mí se me antojan insuficientes.
Estoy cansada de ir por la vida con la sonrisa puesta cuando cada detalle me supone otra patada en el estómago, ya debería haberme acostumbrado, pero no es así.
Hoy he ido a llevar a mi hada al cole, hoy empezaban los compañeros de mi sol, verlos ha sido otro golpe más, y allí estaba yo, con las otras mamás que me preguntabam amables, y yo intentaba mantener el tipo y la sonrisa cuando a duras penas podía aguantar las lágrimas, menos mal que llevaba gafas negras inmensas...
Y es que esto es así y yo me vuelvo cada día más dura, más cruel.
Este verano podía ver en la playa, en el parque, en cualquier sitio, niños que campan a sus anchas mientras sus padres pasan olímpicamente de que se caigan, se hagan daño o que se metan en el agua sin saber nadar y sin flotador y de pronto me descubro pensando que es a esos niños, a los que debería atacarles la mala suerte y no al mío y al instante siguiente me siento aún más miserable porque esos niños tampoco tienen la culpa.
Definitivamente tengo que volver a las pastillas.

1 comentario:

M dijo...

Aiss Lou, no sé que ni que decir. Ayer consolaba a una amiga, algo trrible le había sucedido, y yo decía, por qué? por qué hay cancer? por qué? y por qué? y le hablé de tu sol. Ella de mi dijo, que su ahijada lo había pacecido y que en 2 años todo había pasado. Que ahora ni lo recordaban. Supongo que la mamá de su ahijada me daría otra visión, pero quería trsmitirtelo. Pasará. Un día tu sol se hab´recuperado y tú volverás a subirte a tu tren. Animo ((((((((((((((Lou)))))))))))))

miles de beso