Hola

Quiero daros la bienvenida a todos los que estáis aterrizando en el Reino de la Mermelada por primera vez. Esta es una ventana abierta a través de la que podéis asomaros a lo que es mi día a día. Si llegáis aquí buscando respuestas o información sobre la leucemia infantil, que sepáis que las respuestas están en vosotros mismos, yo sólo puedo compartir las mías. Agarraos fuerte que vienen curvas.

lunes, 7 de septiembre de 2009

Firmaré autógrafos, lo sé


La semana pasada, recién llegados de la playa y sin nadie que me echara una mano, me lancé a lo desconocido, me fui con mis tres fieras a hacer la COMPRA, así en grande, al hipermercado de turno.
La cosa así dicha parece fácil, pero se complica extraordinariamente cuando mi garbancito, que es el que debería ir en el carro, quiere bajarse, mientras que los otros dos lo que quieren es meterse. Al final los metí a los tres dentro, parece que les hizo gracia, hasta que llegó el momento de echar cosas...
Como quiera que fuese la cosa terminó más o menos bien, volví a casa con el carro lleno, el monedero vacío y lo que es más importante, sin perder a ninguno de mis duendes.
Hoy he repetido experiencia, los he metido a los tres en el coche y ale, al Mercadona. La excursión hoy ha sido mucho peor, he comprado cuanta porquería se les ha ocurrido sólo con tal de que dejasen de armar escándalo, tengo cepillos de dientes infantiles de todos los olores del mundo.
Al final he pagado la cuenta con garbancito llorando limpiándose los mocos en mi pantalón, mi sol diciendo que quería irse a casa y mi hada en su afan de ayudarme despanzurrando todo por el carro.
No sé si repetiré próximamente.
Lo que quería contar es que mi osadía ha tenido grandes recompensas. Los dos días he recibido palabras de ánimo de múltiples señoras que me paraban con su mejor sonrisa para dedicarme sus palabras de admiración al atreverme a ir a la compra con tres niños tan pequeños. Sólo creí adivinar en el tono de una de ellas un cierto reproche al decirme "anda, que dormirás tranquila habiendo tenido tres tan seguidos". Saqué mi mejor sonrisa y le contesté: "por supuesto señora,... siempre que me dejan".

2 comentarios:

M dijo...

yo quiero un carro asi...llenito de duendes!!!!

P.d.
Señora no sabe lo osada que es nuestra Lou....3 seguidos y la mejor madre del mundo.

Lamardestrellas dijo...

Buf, pues a mí no me da envidia ese carro, pero ya sabéis vosotras que yo soy todo lo contrario que Lou, indecisa y cobardica. Quédate con las sonrisas de admiración y ánimo, Lou, las de esas señoras y las nuestras. Muac.