Hola

Quiero daros la bienvenida a todos los que estáis aterrizando en el Reino de la Mermelada por primera vez. Esta es una ventana abierta a través de la que podéis asomaros a lo que es mi día a día. Si llegáis aquí buscando respuestas o información sobre la leucemia infantil, que sepáis que las respuestas están en vosotros mismos, yo sólo puedo compartir las mías. Agarraos fuerte que vienen curvas.

lunes, 14 de septiembre de 2009

Estrenando moldes


De entre las cosas que compramos en IKEA el viernes, una de las más útiles si duda alguna son unos moldes para cortar pastelitos. Se pueden hacer de mil formas, cuadrados, redondos, en forma de flor, de corazón, pequeños, medianos y grandes.
Una cosa tan, pero que tan útil a la par que imprescindible en toda cocina moderna había que estrenarla cuanto antes.
En mi entusiasmo encandilé a los niños el sábado por la mañana durante nuestro paseo para usarlos después de comer en una tarta. La idea era hacer un bizcocho grande, pero bastante plano para luego poder ir cortando pastelitos con los moldes, luego los decoraríamos con chocolate y siropes variados, fideos de colores y nata.
¡Bien!, sólo que se me olvidó comprobar si tenía huevos suficientes...
No, andaba yo sin huevos, ya veis, así que mientras mi contrario acostaba a mi garbancito para su siesta yo salí corriendo al súper más cercano.
En fin, que los niños me ayudaron con el bizcocho y luego se lo pasaron de lo lindo cortando pastelitos y decorándolos, y lo mejor de todo, salieron buenísimos.
Para muestra un botón.

3 comentarios:

Cris dijo...

MMMmmmmm, además de una estupenda mamá eres un crack como cocinera, cuando sea mayor me pido ser como tú, :).
Besets desde Valencia.

Lamardestrellas dijo...

¡Qué pintazaaaaaaaaa!

M dijo...

cafe un pastelito de los tuyos....me muero por verteun rato