Hola

Quiero daros la bienvenida a todos los que estáis aterrizando en el Reino de la Mermelada por primera vez. Esta es una ventana abierta a través de la que podéis asomaros a lo que es mi día a día. Si llegáis aquí buscando respuestas o información sobre la leucemia infantil, que sepáis que las respuestas están en vosotros mismos, yo sólo puedo compartir las mías. Agarraos fuerte que vienen curvas.

domingo, 12 de marzo de 2017

Viendo "Lo que de verdad importa", con él.

Este esta siendo un fin de semana raro.
Mis duendes no tienen partidos de basket de esos que nos hacen estar a las 8:45 de la mañana en Getafe o Pinto. Parece mentira, pero de repente te sobra un montón de tiempo el sábado por la mañana.
Mi contrario quería ir a Segovia, yo prefería La Granja y sus jardines y mis duendes preferían en sofá de casa y las consolas que tienen prohibido tocar entre semana.
Para terminar de rematar, a Garbanzo le invitó un amigo a pasar la tarde en su casa y dormir, así que, se me ocurrió que era el momento perfecto para ir con mi contrario, mi Hada y mi Sol a ver "Lo que de verdad importa".
No esperaba una película de Oscar, porque no lo es, pero sí una comedia amable, con final feliz y sentimientos y en eso no me defraudó.
Me gusta Paco Arango. Siendo un tío que lo tiene todo para vivir tranquilamente, se dedica a ayudar, ¡no me digáis que no tiene un mérito tremendo".
La película me gustó. Se me hizo raro ir sólo con dos hijos, la falta de costumbre.
Supongo que habéis oído el argumento, Alec, un descerebrado (y cañón) chaval a punto de cumplir los 30 con una vida completamente descarriada, recibe el ofrecimiento de un tío carnal, al que no conoce de nada, de hacer frente a todas sus deudas a cambio de que se vaya a vivir un año a Nueva Escocia.
Cuando llega encuentra una vida distinta, y un pueblo que espera que "el don que aún no le ha sido revelado" les ayude.
Alec es "el curandero", aunque aún no lo sabe. Es un raro don que se le concede a su familia en generaciones alternas y que le concede curar a la gente sólo con verles. Cuando lo descubre lo rechaza.
Vive a lo loco, su vida es triste, sin padres y con un único hermano gemelo muerto de cáncer dos años atrás, ese don es demasiada responsabilidad para él.
Y entonces conoce a Abigail, una chica de 14 años con un cáncer terminal cuyos padres han conducido durante horas para llevarla "al curandero" como última esperanza.
El personaje de Abigail es tremendo. Supongo que a esa edad eres perfectamente consciente de que vas a morir y me parece tremendo que, aún sabiéndolo, quiera darles a sus padres la esperanza, que ella no comparte, de que Alec puede curarla.
Después de un fin de semana con ella, Alec se da cuenta de que si no hubiera renunciado a su don, podría haberla curado...
Yo no lloré, a veces creo que se me han gastado todas las lágrimas ya, pero mis hijos y mi contrario sí.
Yo sufría, pensando en qué se le estaría pasando a mi Sol por la cabeza. Cuando a él le diagnosticaron era muy pequeño para entender nada y llegar a saber el alcance de todo aquello, pero ahora...
Él sabe que la gente se muere de cáncer, ¿qué pensará, cómo hilará que él tuvo algo de lo que la gente se muere?.
Llamadme cobarde, pero no tengo el valor de hablarlo con él .
Al final el cáncer de Abigail remite y Alec entiende que tiene una misión en la vida.
Recomendable sin duda.
El martes tenemos los resultados completos y finales de la revisión que empezamos el 22 de Diciembre, tenemos cita con oncología pediátrica.

3 comentarios:

Irene, Umpa Lumpa & cía dijo...

En mi hospital la hemato pediátrica la lleva pediatría. Lo que no quita que no veamos "niños", porque en algún momento se acaba la pediatría. En una guardia del otro día llamaba la madre de una paciente porque desde que estaba en casa, estaba muy llorosa y "triste". Sabes que el busca de la guardia no está para contestar eso, porque ya bastante con los pacientes ingresados y las urgencias. Pero claro, cómo no lo vas a entender. En qué momento se te pasa por la cabeza con 15 años que vas al médico porque te cuesta correr en educación física y acabas un mes y pico ingresada, con un diagnóstico que entiendes. Y que se te explica. Porque tienes 15 años y pides información, porque a la luz del sistema eres "adulta" pero no del todo.
En fin... no he visto la peli, pero puedo imaginarme.

(De Segovia a La Granja van 10 km... jaja si me apuras da tiempo a contentar a los dos. Lo de las consolas al mismo tiempo, igual no es tan fácil... jaja)

ALEJANDRA dijo...

Me encantó la peli. No es un peliculón, pero que alguien se atreva con la solidaridad y con los sentimientos merece todo el apoyo Sé de gente que ha ido más de una vez y más de dos con este fin.
Todo estará bien! Un beso grande, Lou.

contacto amazon dijo...

Muchas gracias!!!
es Divino el blog y cada publicacion!!!
Soy fans de este blog, siempre lo leo!
Felicitaciones!!!
abrazo