Hola

Quiero daros la bienvenida a todos los que estáis aterrizando en el Reino de la Mermelada por primera vez. Esta es una ventana abierta a través de la que podéis asomaros a lo que es mi día a día. Si llegáis aquí buscando respuestas o información sobre la leucemia infantil, que sepáis que las respuestas están en vosotros mismos, yo sólo puedo compartir las mías. Agarraos fuerte que vienen curvas.

lunes, 9 de marzo de 2015

Hotel Edelweiss, Candanchú

Aquí os va, otra entrada de esas tan poco frecuentes de "os recomiendo".
El hotel Edelweiss en Candanchú es como estar en casa. Lo conocimos el año pasado, no fui yo la que hizo la reserva, la hizo el hermano de mi contrario, que ya lo conocía y yo quedé encantada.
Es un hotel familiar, lo lleva un matrimonio y la mayoría de los empleados son familia.
¡Qué gusto!, te llaman por tu nombre y todos son facilidades. En Diciembre anulamos nuestra reserva 48 horas antes de la entrada prevista, yo había hablado con ellos para decirles que no tenía sentido ir sin nieve. No me pusieron ningún problema ni me cobraron penalización alguna.
¡Cuando llamé para reservar para esta vez se acordaban de mi nombre!.
Ya os digo que todo son facilidades. Hay una tienda de alquiler de material de esquí en los bajos del hotel, si llegado el momento de devolverlo la tienda está cerrada lo dejas en el hotel y ellos se encargan.
También se encargan de gestionarte los forfaits, pides los que necesitas y los recoges allí mismo. También los devuelves allí, así que recuperas la fianza en un momento.
El restaurante funciona bien, la comida es buena, abundante y no especialmente cara. Cuentan con un salón grande en entreplanta con muchas mesas para jugar y el personal no puede ser más amable.
En general todo el personal de las pistas es encantador, igual que los de la escuela de esquí. Yo llamé diez días antes, y todo por teléfono o email lo solucioné, cuando llegué el sábado ya no tuve que hacer cola, el cargo estaba hecho, los tickets para el profesor preparados y todo en orden.
En fin, que yo os recomiendo fervientemente Candanchú y sin duda el Hotel Edelweiss.

2 comentarios:

MATT dijo...

Tomo nota de la recomendación, sobre todo para pasársela a amigos y familia esquiadores, porque o soy poco de nieve.

Te aviso de que te acabo de dejar un pedazo de testamento como respuesta a tu comentario. Cuando he terminado, he pensado que igual no lo leías, por eso te aviso ;)

¡Un beso!

Irene y Umpa Lumpa dijo...

He esquiado una sola vez en mi vida con el colegio, en plan excursión de ida y vuelta en un día... jaja
Me lo pasé bien, pero no me encantó como para ser algo que quisiera hacer muchas más veces (yo era más de patinaje sobre hielo e intento no perder la oportunidad cada vez que veo una pista... jaja)
Quizás lo que más me sorprendió es que no muriera ningún niño en el intento... en serio... jaja Lo de los telesillas me pareció de las cosas más peligrosas en las que he montado en mi vida... jajaja Y más si lo que se montan son un tropel de niños sin control... Volaron gorros, voló algún que otro esquí... y como digo, no sé cómo no voló ningún niño... Un show.