Hola

Quiero daros la bienvenida a todos los que estáis aterrizando en el Reino de la Mermelada por primera vez. Esta es una ventana abierta a través de la que podéis asomaros a lo que es mi día a día. Si llegáis aquí buscando respuestas o información sobre la leucemia infantil, que sepáis que las respuestas están en vosotros mismos, yo sólo puedo compartir las mías. Agarraos fuerte que vienen curvas.

domingo, 10 de noviembre de 2013

EQTLC: "Yo ya estoy"

Esta es sin lugar a dudas una de las EQTLC. Se aplica cualquier día y en cualquier situación, en mi casa es de lo más frecuente.
Tengo que decir que en el día a día no soy yo la que se encarga de levantar a los duendes por la mañana, así que de ese momento que TLC me libro, pero hay mil oportunidades más.
En fin de semana los horarios tienden a ir más distendidos, pero tan, tan distendidos van que al final se hace tarde.
Amanece el sábado, hay partido de baloncesto de mi Sol y mamá decide escaquearse, que para eso está el padre de las criaturas. Hay que estar en el colegio a las 10:45.
9:45
Mamá: termina el desayuno, cariño que no vas a poder saltar si no.
Sol: Ya voy (otra EQTLC)
10:00
M: Sol, ¿de qué color vais hoy para el partido? (la camiseta es reversible en dos colores).
S: Pues no sé, lo pone en el papel que me dieron ayer.
M: Vale, ¿y donde está el papel?.
S: No sé, por ahí...
10:10 Aparece el bendito papel...
M: Venga Sol, la camiseta amarilla.
S: Mamá, ¿donde están las zapatillas?.
M: Pues donde siempre cariño.
S: Mamá, ¿me atas los cordones?.
M: No, te los atas tú solo que ya eres mayor.
10:20
M: Cariño, te has puesto los pantalones al revés, no ves que llevas el escudo en el culete...
Entre tanto el padre de las criaturas se ha levantado feliz hace 10 minutos. ¡Venga que nos vamos al baloncesto!...

10:25
M: Venga Sol, peinate. ¿Has cogido la sudadera?.
S: Sí, la he puesto ahí en la barandilla de la escalera para no olvidarme.
(Desde la cocina se oye a mi contrario...): ¡venga, que no llegamos!.

10:30
Mi contrario: ¿pero qué hacéis pesados?, YO YA ESTOY, Sol, date prisa.
Sol va corriendo hacia el garaje cuando se oye un grito: "mamá, que me he olvidado la sudadera, que me la tires". Se la lanzo con cara de mala leche mientras oigo a mi contrario "no se como lo hacéis que siempre tengo que esperaros".
Mientras oigo el coche salir voy corriendo al baño porque ya no aguanto más y pienso en que me merezco tomarme un café (el primero de la mañana) con el culo en la silla....
¿A que mola la expresión?
Pues eso no es nada comparado con cuando tenemos un evento, tipo boda, bautizo o similar.
Mamá corre que vuela, saca ropa, coloca camisas, peina y saca brillo, cuida de que los duendes no se tiren al suelo a jugar mientras ayudo al siguiente, todo esto poco menos que con los rulos puestos y en ropa cómoda, claro, mientras ellos van arreglandose y el padre de las criaturas se acicala también.
Cuando ya están listos, les digo que se vayan al sofá a ver la tele o lo que sea pero que no se manchen y yo me dispongo a emperifollarme y entonces lo oigo... "venga, QUE YO YA ESTOY", pero mira que eres pesada, venga, que ya estás guapísima, date prisa.
Qué, ¿T o no T los C?

3 comentarios:

Sara M. dijo...

¡Me suena, me suena, me suena! Y no veas cómo TLC. Y aunque mis hijos se puede decir que son más mayores (10 y 13), sigue existiendo el, "qué ropa se tiene que poner el niño", "mamaaaaaaá, ¿Con esto voy bien?", y ya para rematar, mientras tú todavía en albornoz dudas si podrás llegar a vestirte, el "cariño, ¿con qué camisa voy mejor?". Pá matarlos. A los que "ya están".

Irene y Umpa Lumpa dijo...

jajajaja, lo siento pero me haces reír un rato a lo tonto de imaginarlo...
Eres una súper mamá... aunque a ojos de contrarios, soles, hadas y garbancitos parezcas otra cosa...

Pero eso yo también lo he visto en mi casa...

Hace no mucho tuve una boda familiar a la que iba mi novio... y me imagino situaciones futuras así... porque todo quedó en: ¿CÓMO PUEDES TARDAR TANTO EN PREPARARTE?

¿Hola? ¿Cómo? Primero he tenido que ir a comprar esto, lo otro, lo otro... solucionarte a ti no sé qué... aprender a hacer nudos de corbata (porque tú no sabías... pero yo tampoco!!!!) bla bla bla bla... Y ahora, justo ahora... estaba empezando a peinarme (unos cuantos centímetros de pelo más que tú... que con un poquito de gomina vas más que apañado... ¡Ni pensar en peluquería!)

En fin... un besazo, Lou!!!! Si algún día por lo que sea no estás en casa... ten por seguro que el sol llegará a tiempo... sin desayunar, con la camiseta por el otro color y el escudo en el culete (y sin sudadera...) pero llegará... Y entonces se acordará muuuucho de su mamá... jajaja

(Aún recuerdo una vez que mi madre estaba malucha y tuvo que peinarme mi padre para ir al colegio... creo que fue el mismo día que decidí que había llegado el momento en que aprendiese a peinarme yo...)

sonietaSun dijo...

eso debe ir incorporado al cromosoma Y...
yo ya estoy, con las manos en los bolsillos mirando como tu corres como una loca paquí pallá atando cordones, recolocando camisetas, convenciendo que el domingo no se puede ir en chandal a comer a casa la yaya...
¿puedes ir sacando el coche del garaje? le dices en sujetador y pantalones, solo un zapato y medio peinada...

y se va, sin ver la basura por bajar ni los niños que también deberían marcharse con nosotros...

enfin...