Hola

Quiero daros la bienvenida a todos los que estáis aterrizando en el Reino de la Mermelada por primera vez. Esta es una ventana abierta a través de la que podéis asomaros a lo que es mi día a día. Si llegáis aquí buscando respuestas o información sobre la leucemia infantil, que sepáis que las respuestas están en vosotros mismos, yo sólo puedo compartir las mías. Agarraos fuerte que vienen curvas.

sábado, 16 de febrero de 2013

Si alguien te dijo que lo era, te engañó

No Mónika no, la vida no es justa y de eso tú sabes un rato.
No, no es justo tener leucenia ni con poco más de treinta ni con tres. Si ya eso es, de por sí, una mierda, la injusticia se ceba cuando te dicen que el Philadelphia (¿por qué coño lo pongo con mayúsculas si no se lo merece?) es positivo.
No es justo, pero te recompones como puedes y tiras adelante. Y no es justo que por otras razones que ahora no vienen al caso tengas que usar la médula procedente de un cordón cuando eres una chica grande a la que vendría mejor un donante por aquello de la cantidad.
No, no es justo.
Y cuando has peleado como una jabata y has ganado no es justo que la enfermedad vuelva de nuevo, no no lo es, y ya se que vas a decirme que aunque no sea justo eres tú la que tiene que soportarlo y lo sé y sé que Luiggi sufre y sé que tú sufres por Luiggi y sé que justo o no de esta también vas a salir y que allí estará Luiggi y que tú y yo volveremos a comer pizza juntas en Sant Feliu de Guixols.
Voy a aprender a crochetear y tú vas a enseñarme.

9 comentarios:

Nuria dijo...

Eso mismo es lo que llevo pensando yo estos últimos días, la vida no es justa, después de dos años de lucha, vuelta de nuevo a luchar, no, no es justo, aunque, como Mónika ya ha demostrado que es muy fuerte, sabemos que, en esta ocasión, saldrá también vencedora y comeréis pizza juntas en muchas más ocaciones.
Besos y mucho ánimo

Nuria dijo...

P.D.: muchos besos y muchísimo ánimo para Mónika, espero que nos lea, no sé si tiene conexión a internet...

MARTA dijo...

LLevo bastante tiempo siguiendo ambos blogs y a pesar de no conoceros más que de por aquí a ninguna de las 2 siempre me alegra leer vuestras entradas.
Siento mucho lo de Mónika, aún no lo puso en su blog, no sé si no tendrá internet aún. Le envío mucho ánimo, paciencia y confianza en que todo volverá a salir bien.
Muchos besos.

Duna dijo...

Muchísimo ánimo desde aquí para ella; nada justo, comparto cada una de tus palabras, espero que pronto puedas estar crocheteando con ella, tremenda luchadora.
Besos para las dos!!

Irene y Umpa Lumpa dijo...

No es justo Mónika, no lo es.
Y me sigues sorprendiendo cada día... Sé que la procesión va por dentro, sé que las lágrimas se beben muchas veces de puertas a dentro, pero la fortaleza y alegría que desprendes, es tan increíble.. El pensar en otros primero, el mover lo imposible porque me llegue una tableta de chocolate, el que me haga tantísima ilusión que se me saltan las lágrimas.

Eres increíble Mónika!! Muchísimo ánimo, muchísima fuerza, porque si alguien puede... eres TÚ!!

Nunca he comido pizza contigo, pero me encantaría invitarte a una hamburguesa del Foster o a un lo que tú quieras en cuanto salgas de esto!!

Yolanda dijo...

Como dice Monika "al menos esta vez nos tiene a nosotras" y eso lo puede tener claro, somos muchas guerreras las que estamos a su lado con el arco y las flechas preparadas. Besos Lou, y no, no es justo!!

Mi Álter Ego dijo...

No puedo decir nada... Estas cosas son muy tristes y a veces es difícil intentar sacar el mensaje positivo, aunque me consta que luchando se consiguen muchas cosas pero la vida, es cierto, es muy injusta muchas veces. Un beso para ti y para Mónika.

SOL dijo...

Está en buenas manos Lou, tiene a su santo pegado a sus talones y va a poder con tó lo que la echen, anda que no es luchadora y cabezona la rizos... Además sabe que hay un montón de gente que la queremos muuucho. Ah! y después de muchas pizzas, churritos en los madriles eh?
MUACKKKKKKKKKKKKKKKKK!!

Sara M. dijo...

Vaya :( :( :(
Conzco a Mónika a través del blog del padre de Guzmán y del tuyo, y aunque he pasado muy pocas veces por el suyo, da la sensación de ser la fortaleza personificada. Ahora acabo de ver que justo ha vuelto de un viaje.mal menos puede quedarse con eso, con todas esas fuerzas lo que le espera. Dale besos de mi parte Lou.