Hola

Quiero daros la bienvenida a todos los que estáis aterrizando en el Reino de la Mermelada por primera vez. Esta es una ventana abierta a través de la que podéis asomaros a lo que es mi día a día. Si llegáis aquí buscando respuestas o información sobre la leucemia infantil, que sepáis que las respuestas están en vosotros mismos, yo sólo puedo compartir las mías. Agarraos fuerte que vienen curvas.

lunes, 28 de marzo de 2011

Sofocón

He tenido un fin de semana horrible y eso que lo empezamos bien.
El viernes por la tarde recogí a los niños y nos fuimos al cumple del mejor amigo de mi Sol. Ellos disfrutaron de lo lindo y yo viéndolos también, eso sí, mi Garbanzo, supongo que por la propia emoción se hizo caca una vez y pis dos (sin comentarios). A las 8:30 nos fuimos a casa, aunque mi Sol se quedó a dormir en casa de su amigo.
A la hora del baño mi Hada empezó a decir que teníamos que ir al médico, que tenía bultos en un párpado, y era verdad, así que cena, vuelta a vestir y al hospi.
Nos vamos a nuestro hospi y nos dicen que puede ser un herpes zoster en un ojo y que tiene que verlo un oftalmólogo y que me tengo que ir a un hospital grande así que ale a un hospital público grande.
Después de hora y pico de espera, la pediatra nos dice que sí, que le tiene que ver un oftalmólogo (pues sí señora, a eso hemos venido). Nos acompaña un celador por las catacumbas al edificio general de adultos, con policías, gente armando bronca, uno custodiado, en fin, como el Bronx (ya se que para esto soy un poco pija, pero que alguien me explique qué necesidad tiene una niña de 7 años de ver ciertas cosas). El oftalmólogo nos dice que un herpes en el ojo no es y que volvamos a pediatría. Ale vuelta a esperar, al final nos mandan una crema y nos vamos a comprarla. Llegamos a la una y media a casa.
En esas idas y venidas creo que me encontré con un virus que me cogió cariño y que a fecha de hoy aún sigue conmigo.
En fin, que lo de mi Hada va fenomenal, que es lo que importa, pero que lo que yo quería era contaros el sofocón que me pegué yo en el hospi, nuestro hospi.
Resulta que cuando nos llaman, nos toca para que nos atienda la misma ¿doctora? que hace dos años y pico no hizo ni caso de lo que le estaba contando y me dijo que mi Sol tenía un catarro, el día que ingresó de urgencias.
Según la vi me quedé paralizada, no sabía que hacer, no era capaz de articular palabra. Estuvo mirando el párpado de mi Hada y como no lo veía claro, llamó a otro médico. Los dos estuvieron de acuerdo en que hacía falta que la viera un oftalmólogo. Le pedí a mi Hada que saliese y me volví a ella.

De la manera más calmada que pude le dije que hacía muy bien en pedir otra opinión cuando no estaba segura de algo, que en todo caso eso era mucho mejor que decirme a mí que mi hijo tenía un catarro cuando lo que tenía era una leucemia que es lo que había hecho ella conmigo hace más de dos años. Con la mejor sonrisa que pude sacar le deseé que durmiera bien esa noche y que se acordase de mí que había pasado muchas en vela, y me fui.

Fue poner el pie fuera y empezar a llorar sin parar, con un ataque de ansiedad horrible y mi pobre Hada que sólo atinaba a decir ¿qué te pasa mamá, qué te pasa?, pasé un rato espantoso.
No se si hice bien o mal, sólo hice lo que me salió del alma.

9 comentarios:

Evaasecas dijo...

Ay niña, si te entiendo perfectamente, enhorabuena por la sangre fría, yo no se si hubiese sido capaz de haber estado tan calmada... si es que...
Ánimo y espero que te suelte el virus y que el finde no traiga demasiada cola. Un beso enorme.

SOL dijo...

Lou, se la debías!! cuando lo contaste en un post muy anterior siempre me quedó la duda de si volviste a verla o a "buscarla".
Pues sí, un finde completito.
Cuídate preciosa!

Nuria dijo...

Has hecho muy bien, creo que es la forma de que se den cuenta de sus errores, por desgracia, comenten muchos y se quedan tan anchos, pero tratándose de la salud un error de ese tipo puede tener consecuencias muy graves.
Besosssssssssss

kuka dijo...

Lou, un ole por ti. Hacer eso no es fácil. Creo que yo hubiera actuado igual porque si no igual reventaba...

losgomezmartínez dijo...

Me parece " de justicia" lo que dijiste e hiciste. Es una de esas acciones que encajan la pieza de un puzzle. No sé si digo una tonteria, pero yo me entiendo! :)
Besos,
Cova

Sonix dijo...

Me alegro de que tu Hada esté mejor... y sobre lo que hiciste, yo creo que fue lo mejor que podrías haber hecho. Ahí le echaste un par de ovarios y tal vez así esa doctora sea más consciente de que tiene que ser más cuidadosa en su trabajo.

myriam dijo...

Tuviste la oportunidad de mirarla a los ojos, y que por lo menos, supiese el final del diagnostico, creo que nunca mas volverá a jugar a tener la verdad absoluta y dará un diagnostico no contratastado.mi niña, no te sofoques y achucha mucho antus duendes,.....,los abrazos de mama son mágicos.Para ellos y para nosotras.

Lamardestrellas dijo...

Jo, Lou...

Leucemia Linfoblástica aguda Philadelphia positivo dijo...

A mi me hubieran temblado las piernas. Soy muy tonta para esas cosas, pero creo que está bien que sepan que la cagan y así estarán más atentos para la próxima.
Yo cuando fui al médico con los síntomas de la leucemia, la doctora de cabecera de guardia, me dijo que no era una urgencia, que podía esperar al jueves (era un lunes) para ver a mi doctora... yo, mientras le explicaba que mi tensión arterial estaba descompensada, que no podía subir las escaleras para llegar a mi casa, ni siquiera las del metro, que tenía sofocos, que había perdido peso, que estaba cansadísima... y ella que nada... que no era una urgencia. Como le rompí tanto las bolas accedió a hacerme una analítica para que la tuviera el jueves mi doctora. Al día siguiente me hice la analítica y me llamó esa misma doctora para decirme que me esperaban en el hospital los hematólogos de guardia. Creo que nunca más se le va a ocurrir decirle a nadie que lo que tiene no es una urgencia. Pero ojalá la vuelva a ver y pueda decirle que la próxima vez escuche lo que la gente le dice, que recetar antibióticos también sé hacerlo yo...
Qué bueno que pudiste hacerlo y perdón por mi rollo, pero sé que me vas a entender