Hola

Quiero daros la bienvenida a todos los que estáis aterrizando en el Reino de la Mermelada por primera vez. Esta es una ventana abierta a través de la que podéis asomaros a lo que es mi día a día. Si llegáis aquí buscando respuestas o información sobre la leucemia infantil, que sepáis que las respuestas están en vosotros mismos, yo sólo puedo compartir las mías. Agarraos fuerte que vienen curvas.

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Familias grandes y grandes familias


Empezaré diciendo algo que suena a contrasentido, tu familia son tus padres y tus hijos, al fin y al cabo, al marido te lo encontraste en la calle…
Pero eso que suena feo y brusco no lo es, en realidad demuestra un amor absoluto, asimilar a alguien ajeno a tu propia sangre y quererle tanto o más.
Tanta disertación para contaros que el sábado fui a una fiesta…
Mi contrario forma parte de una gran familia, no sólo por lo extensa, sino por lo unidos que están, pero unidos de verdad, sin tiranteces ni risas falsas. De fomentar esa estupenda relación se ocuparon toda su vida sus abuelos maternos, ya os he comentado en alguna ocasión que el día del padre o el cumpleaños del abuelo lo único que faltaba eran los fuegos artificiales.
Desde que ellos no están son sus hijos los que continúan la tradición, al menos una vez al año se celebra el aniversario de boda de los abuelos, por turnos, cada año lo organiza un hijo. Se hace comida para todos (somos más de sesenta), nos ponemos nuestras mejores galas, la sonrisa más brillante y lo pasamos pipa.
La nieta mayor cumple 47 y el más pequeño 27. Os podeis imaginar que hay bebés de meses y tíos abuelos de 90, igual da. Los niños corren y juegan todos juntos, los mayores hacemos chistes y allí, colgado de la pared, un enorme cuadro de los abuelos nos mira orgulloso.
Mi familia no es tan grande, a algunos no les gustan los festolines, allá ellos, yo en cuanto puedo organizo el guateque en casa, tenga una buena excusa (un cumpleaños) o me la invente (un cocido), viene el que quiere y el que puede y lo pasamos bien, creo que las buenas costumbres hay que fomentarlas siempre.

3 comentarios:

SOL dijo...

Como me gusta esa gran familia sin risas falsas ni tiranteces, que bueno que puedas disfrutarlo Lou, ¡no sabes lo que tienes!
MUACKKKKKK

Rose dijo...

Pues es una suerte, Lou, porque no es lo mismo una familia grande, que una gran familia. Sobre tu afirmación del marido, yo no lo veo así, no creo en los lazos de sangre, nunca he creído y nunca, creo, creeré, creo en el amor, en el cariño y mi familia está compuesta por personas que si nos unen lazos de sangre y otros, la gran mayoría no, mis amigos son de mi familia. Pero como en todo esto va en opiniones, e imagino que en las vivencias de cada uno. Sea como fuere, estupendo las celebraciones y estupendo, reunirse con cariño de los de verdad verdadera.

Lamardestrellas dijo...

Me da envidia esa celebración, y esa familia gigantesca. ¡Disfrútala como te mereces! Respecto a los lazos de sangre, ¡qué te voy a decir yo! Pero Rose, creo que Lou precisamente habla de que el amor está por encima de cualquier aspecto biológico. Besitos a las dos