Hola

Quiero daros la bienvenida a todos los que estáis aterrizando en el Reino de la Mermelada por primera vez. Esta es una ventana abierta a través de la que podéis asomaros a lo que es mi día a día. Si llegáis aquí buscando respuestas o información sobre la leucemia infantil, que sepáis que las respuestas están en vosotros mismos, yo sólo puedo compartir las mías. Agarraos fuerte que vienen curvas.

viernes, 15 de abril de 2016

Lo intento

Gracias por dejarme dos días seguidos una contestación en la anterior entrada diciéndome que me echáis de menos, de verdad que casi se me saltan las lágrimas, pero es que estoy bastante tontorrona.
La vida sigue y yo sigo subiendo el Everest cada día y nadando el Amazonas contra corriente, la verdad es que tengo suerte de seguir contándolo.
No quiero ponerme dramática, hay circunstancias infinitamente peores que la mía así que me limitaré a contaros intentando no dramatizar (demasiado).
Esto es un suma y sigue de lo que os contaba el 9 de Enero, esa excedencia de la que os hablaba con pacto de vuelta con fecha pactada y firmada.
Después de muchos meses de insistir, hace apenas unos días me llamaron para decirme que sí, que a partir del 1 de mayo podía irme para volver el 3 de mayo de 2021, eso sí, les tenía que contestar en esa misma llamada, les dije que sí, por supuesto y colgué tan contenta.
Si es que no se puede ser ingenua cuando estás entre mala gente.
La alegría me duró media hora, lo que tardé en llamar a mi contrario, a mis padres y a algunos de mis amigos.
Volvió a sonar el teléfono, es que "se les había olvidado contarme un detallito". El detallito es que mi centro de trabajo es la ciudad de Madrid, y en el contrato de la excedencia "tenía que poner" que el regreso se produciría a cualquier centro de La Comunidad de Madrid.
Lo mismito es trabajar en la puerta del Sol que en Aranjuez...
Me quedé petrificada, les dije que tenía que pensarlo.
Llegué a casa y me puse a buscar mi contrato original de trabajo y el convenio en vigor. Esta claro, esa "clausula" supone una modificación sustancial de mi contrato de trabajo tipificada en el Estatuto de los trabajadores.
Así se lo hice saber al departamento de Recursos Humanos, pero claro, ellos son muuuuucho mas listos que yo, para que sea una "modificación sustancial" debe ser impuesto por la empresa y en este caso no lo es, porque es un contrato que puedo firmar o no, vamos si yo quiero la excedencia la firmo, y sino no la firmo, así de fácil.
No es una modificación sustancial, es sólo un chantaje.
No hay más, no les saco de ahí.
La verdad es que no me lo tomé tan mal, pero es que llevo desde febrero siendo de nuevo pastillera. El loquiatra encantado, fui y le dije que estaba dispuesta a tomarme lo que fuera con tal de no pensar y mira, lo he conseguido.
Esta que vive en mi cuerpo serrano no soy yo, pero mira, no se está tan mal, me da todo igual, no me altero por nada, hago lo que no he hecho en toda mi vida, dejarlo todo para mañana y además sin remordimiento, que no hay nada que comer, se llama a Telepizza, que no nos apetece, pues nos acoplamos en casa de los abuelos, que los duendes se pelean, mientras la sangre no me toque recogerla ni me altero, veis, mola.
El no reaccionar no significa que no vea las cosas y que no me preocupe por ellas, pero no como lo hago cuando soy yo, en realidad pocas cosas me parecen importantes.
Sólo hay una que me tiene preocupada, mi Hada. Lo está pasando fatal en el colegio. Está en una edad difícil. Su amiga del alma desde que tenía 3 años está muy adolescente y se ha juntado con otras niñas que no se llevan bien con mi hija, bueno, son cosas que pasan.
El problema es que mi amor no encuentra su hueco y vuelca todo su esfuerzo en lo único que se ve capaz de controlar, sus estudios, pero hasta un punto obsesivo. Si vamos de paseo se graba la lección en el móvil  va escuchándola. El último examen que le salió fatal porque sacó un 9,5 nos costó un mar de lágrimas.
No puede seguir así, no es sano, así que hemos buscado un coach para reconducir eso, acabamos de empezar y ella sigue mal.
También hay cosas buenas y divertidas, no creáis que no. Mis esfuerzos por adelgazar van dando frutos. He perdido 5 kilos desde el 7 de Enero, vuelvo a entrar en casi toda mi ropa de hace dos años, eso me anima.
Tengo que contaros mil cosas más, pero no se cómo ni cuando. Intentaré buscar un hueco y sobre todo una taza grande de energía para poder hacerlo.
Gracias por estar ahí.

11 comentarios:

MATT dijo...

Te echaba de menos y me temía algo similar. Qué cabrones los de tu empresa... Pero, y si te va fenomenal y no tienes que volver??? No te tienta probar aún con las dificultades??
Besos

ALEJANDRA dijo...

Cuando hacemos esfuerzos musculares luego tenemos agujetas. Comprendo que con lo que has/habéis luchado con tu Sol, tengas agujetas en el alma. En mi modesta opinión eso es lo que te pasa. Has estado tanto tiempo dando tanto tanto, que te olvidaste de guardar para ti. El camino correcto? sólo se sabe empezando a dar un paso y luego otro hasta salir de donde estás. Igual da si son pasos poco acertados, el caso es caminar. En cuanto a tu empresa, menudos cabrones!.

(Espero que esto no te moleste):

Dulce Madre, no te alejes, tu vista de Lou no la apartes, ve con ella a todas partes y sola nunca la dejes.
Un abrazo grande!.

Lou Perea dijo...

Claro que me tienta, mucho, mi salud se esta resintiendo de forma severa, tengo que pensarlo bien

Lou Perea dijo...

Claro que no me molesta, me da envidia, yo jamás conseguí que me escuchara, ojalá te escuche a ti

Marina dijo...

Ay Lou qué alegría volverte a leer aunque siento mucho lo de tu trabajo y también lo de tu Hada y espero de corazón que te encuentres mejor poquito a poco. Te entiendo perfectamente , mi trabajo también hace tiempo que es una carga de la que no puedo salir ni sé muchos días cómo afrontar.Y mi princesa también me hace sufrir pobrecita porque le cuesta encontrar su sitio, siendo ella preciosa y buenísima pero no parece encajar con la mayoría. Me alegro mucho de tener noticias tuyas, soy la anónima que te echaba de menos porque me inspiras muchas cosas bonitas cuando te leo, así que te sigo esperando por aquí. Mucho ánimo y un abrazo
Marina

Amaya Ascunce dijo...

Un abrazo lou. Espero que consigas volver a ser tú misma y no sufrir a la vez.

Sara M. dijo...

Yo también me alegro mucho de leerte! 5 kilazos es un éxito enorme, y si te hace falta que te recuerden algo más bueno que te haya pasado hace poco, me remito a tu anterior entrada.
Respecto a tu Hada, ya sé que no es fácil, pero ya sabes que el tiempo lo arregla.
Lo de tu empresa... Espero que te vaya muy bien y no vuelvas a necesitarlos.
😘😘😘

sonietaSun dijo...

mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos mil besos

Opiniones incorrectas dijo...

Jolín Lou, si es que se aprovechan de la situación y maltratan a sus empleados de forma vergonzosa...

Un beso enorme

suysam dijo...

ay Lou, yo tb escribí que te echaba de menos y hoy entro y me encuentro esto...
cuanto lo siento, todo lo q te esta pasando, pero poco a poco, ya veras todo vuelve a su sitio. lo de tu empresa no tiene nombre, vaya cabr....
tu hada q como madre es lo q te preocupa, esperemos que pronto encuentre su sitio, que edad tan dificil!!!!!
yo solo puedo mandarte toda mi energia para ti, que te mereces todo y mas.
un abrazo enorme
Susana

Amaranta Patricia de Wind y Kojondorf dijo...

Vaya, Lou, no sabía que lo estabas pasando tan mal, lo siento mucho.
No sé si estos desalmados de las empresas se dan cuenta del daño que hacen, son unos auténticos impresentables.
Encima no se dan cuenta de que algún día pueden ser ellos los que estén en la misma situación. En fin.
Mucho ánimo, guapa. Las cosas siempre acaban por mejorar.
Un besazo.