Hola

Quiero daros la bienvenida a todos los que estáis aterrizando en el Reino de la Mermelada por primera vez. Esta es una ventana abierta a través de la que podéis asomaros a lo que es mi día a día. Si llegáis aquí buscando respuestas o información sobre la leucemia infantil, que sepáis que las respuestas están en vosotros mismos, yo sólo puedo compartir las mías. Agarraos fuerte que vienen curvas.

jueves, 27 de septiembre de 2012

Adios endocrino, adios...

Me rindo, no puedo más, el martes me despedí del endocrino que llevaba visitando de manera semanal desde el 1 de Diciembre pasado. Un desastre, para qué pensarlo, saldo de casi 11 meses, dos kilos menos, que en algún momento llegaron a ser cuatro. (no me preguntéis cómo llegaron a ser cuatro y donde ni cómo me encontré los dos que perdí porque no tengo la menos idea).
No funciona, la dieta no me funciona, ya lo he probado todo, la dieta Dukan, la baja en calorías, comer sólo fruta y verdura, ayunar un día a la semana, tomar Allí, las pastillas de Inneov para adelgazar, el Chitosan y Chitosan forte de la farmacia. No hay nada que hacer.
Soy disciplinada, si lo que toca es una hoja de lechuga y una loncha de pavo, eso es lo que tomo, no pruebo el pan, ni la pasta, ni el arroz, las patatas sólo en forma de tortilla de patata como premio especial y en porción digna del Ratón Pérez.
Como a algo tenemos que echarle la culpa del fracaso, el endocrino insistía en que "no quemo calorías porque no me muevo", porque según él correr de un lado a otro con tres niños no vale, así que en un último intento me apunté a "la vida sana", resultado, un kilo más en 10 días. Y no me vale eso que dicen de que estoy cambiando grasa por músculo porque cada vez tengo más volumen.
Se acabó.
Se acabó el endocrino, que no la dieta ni el ejercicio, no puedo hacer más, si mi cuerpo no responde no puedo cambiarlo, o me acepto como soy y voy intentando al menos no subir o me pongo el huelga de hambre. No os creáis que iba a costarme demasiado, eso sí, mi actividad física tendría que reducirla al máximo y hoy por hoy creo que lo voy a dejar.
Este post es un "yo confieso", confieso que me siento fracasada en el control de mi peso, mi volumen y mis michelines y os puedo asegurar que no ha sido por falta de empeño ni perseverancia.

8 comentarios:

Nuria dijo...

Sólo puedo decirte que has hecho muy bien despidiéndote del endocrino, a juzgar por las fotos que mostró Mónika en su blog del día que cenasteis juntas en una pizzería, no necesitas para nada adelgazar, estás estupenda.
Besitos

Irene y Umpa Lumpa dijo...

No te conozco mucho, pero de las fotos que he visto tuyas, tampoco he visto que seas una persona que necesite adelgazar... ;)
Haz una vida sanota y adiós endocrino!!

missi dijo...

Nena...últimamente la alimentación está cambiando mi vida. Cuídate mucho que estás y eres preciosa!! Bebe mucha agua, come sano y corre poquito a poco... Te sentirás bien contigo misma!!! Un besazo

SOL dijo...

Reina de la mermelada, mientes como una pinocha! cuando te ví y te abracé se me cayó el palo del sombrajo, blogger como la tv hace gorda. Estás divina de la muerte!!y ante notario lo ratifico.
Bye endocrino, bye comeduras de tarro calóricas, vida sana y
caprichitos de chocolate a lo ratoncito Perez;))
MUACKKKKKKKK!

Nanosegundo Girl dijo...

Hola Lou:
Si no quieres ir al endocrino pues me parece muy bien que no vayas. Te puedes controlar tu sola y seguro que lo haces muy bien.
No te obsesiones.
Chao

Mi Álter Ego dijo...

Lo fundamental es que no te obsesiones. Cada uno es como es y hay que aceptarse, que no es lo mismo que dejarse estar. Un besote!!!

Creciendo con Carlota dijo...

Ay Lou, cuánta fuerza de voluntad, ojalá yo la tuviera...

Lamardestrellas dijo...

Lou, me consta que fuerza de voluntad no te falta y doy fe de que estás estupenda, DIVINA, pero ya me caaaanso de decírtelo. Así que me parece genial que mandes a tu endocrino a paseo. A lo mejor la clave está en buscar la salud en vez de los kilos de menos... No sé. Por cierto, te tengo que contar a este respecto. MUAC.