Hola

Quiero daros la bienvenida a todos los que estáis aterrizando en el Reino de la Mermelada por primera vez. Esta es una ventana abierta a través de la que podéis asomaros a lo que es mi día a día. Si llegáis aquí buscando respuestas o información sobre la leucemia infantil, que sepáis que las respuestas están en vosotros mismos, yo sólo puedo compartir las mías. Agarraos fuerte que vienen curvas.

miércoles, 26 de marzo de 2008

El gran desconocido

Ese es el abuelo que me falta, tan desconocido que me enteré de que se llamaba Antonio cuando murió.

Pero todo es más fácil de lo que parece, yo le llamaba Emilio, bueno, yo y toda la familia, parece ser que sus padres (Antonio y Antonia) tenían recogido un niño que se llamaba Antonio y cuando nació mi abuelo no se les ocurrió otra cosa que llamarle igual, así que para distinguirle, a todos los efectos menos los oficiales era Emilio.

Mi abuelo murió cuando yo tenía 8 años. Para mí es un recuerdo borroso, era grande, enorme, casi 1,90, cetrino y gruñón, bueno, eso no debería decirlo yo, supongo que es lo que siempre le oí a mi abuela.

Eran un matrimonio atípico, bueno, o típico de la época según se mire, de esos de los de "hasta que la muerte los separe" y así fue, pero siempre a la gresca y cada uno a su aire. Bueno, es otra manera de entender el matrimonio, sus motivos tendrían...

En fin, que no tengo mucho que decir de él, pero no quería hacerle el vacío, no me parece bien, al fin y al cabo, también era mi abuelo...

1 comentario:

Myr dijo...

y para no hacer el vacío a tu gran desconocido, ahora recordado...te diré que es preciosa la historia de tu vida que has empezado a contar a través de ellos, sin cuales no serías quien eres.

besos a miles