Hola

Quiero daros la bienvenida a todos los que estáis aterrizando en el Reino de la Mermelada por primera vez. Esta es una ventana abierta a través de la que podéis asomaros a lo que es mi día a día. Si llegáis aquí buscando respuestas o información sobre la leucemia infantil, que sepáis que las respuestas están en vosotros mismos, yo sólo puedo compartir las mías. Agarraos fuerte que vienen curvas.

miércoles, 28 de marzo de 2018

Una tarde (casi) perfecta

Muchos planes y poco tiempo, sol y calor de repente, tiempo para mí.
Aunque para muchos es Semana Santa ya yo sólo disfrutaré de los días reglamentarios, hasta mañana tendré que trabajar, eso sí, mi cabeza está un poco ausente.
Quiero hacer cosas distintas, aprovechar y disfrutar de un ratito aunque sea corto sólo para mi, para mi puro entretenimiento.

Salí de trabajar y me fui a hacer la manicura. Hay quien se va a la peluquería, yo no lo soporto, quien se da un masaje, me da mucha pereza, o quien se va de compras, quizás yo antes lo hubiera hecho. Ahora no, ahora me siento y me dejo querer un rato, ando tan de cabeza que hacía al menos tres semanas que andaba con las manos desarregladas y es algo que llevo muy mal.
Pues eso, manicura con esmaltado en color porcelana porque tengo mucho que hacer y si el esmalte salta se notará menos.
Pero eso no era lo que más ansiosamente esperaba.
Con mis manos ya en orden me fui al museo Thyssen, a ver la exposición de Sorolla. Llevo persiguiendo a mi Hada desde que la inauguraron para que me acompañara, pero no ha habido manera y yo no me la quería perder, así que yo solita, con tiempo, sin prisa y con mi audioguía disfruté de esta maravillosa exposición que no puedo dejar de recomendaron.
Volví a casa, recogí algunos trastos, revisé el correo, leí el periódico y volví a salir. Cena temprana con algunas amigas, hablando de lo humano y lo divino, risas, confidencias y recogida con tiempo para vegetar un ratito en el sofá antes de ir a la cama.
La tarde hubiera sido del todo perfecta si al llegar a casa hubiera podido achuchar a mi contrario y mis duendes, mañana, cuando los pille por banda se van a enterar de lo que es una madre besucona y pesada.

3 comentarios:

Sara M. dijo...

Yo creo que me voy a quedar con las ganas de esa exposición :((

Zhura dijo...

Pues un día bien aprovechado :-P
Yo mañana también trabajo aunque tengo que decir que el lunes en Cataluña es fiesta, así que... poco me quejo.
La exposición tiene muy buena pinta, a mi pareja le gusta mucho Sorolla, pero claro, nos pilla algo lejos.
Lo de la cena con amigas... es la mejor evasión de la rutina
Un abrazo!

i dijo...

Ya sé que con tres niños, trabajo etc es difícil. Pero nos tendrías que delatar más a menudo con una entrada. 😉