Hola

Quiero daros la bienvenida a todos los que estáis aterrizando en el Reino de la Mermelada por primera vez. Esta es una ventana abierta a través de la que podéis asomaros a lo que es mi día a día. Si llegáis aquí buscando respuestas o información sobre la leucemia infantil, que sepáis que las respuestas están en vosotros mismos, yo sólo puedo compartir las mías. Agarraos fuerte que vienen curvas.

martes, 28 de octubre de 2014

Haciendo camino

Yo intento verlo como en el poema, "se hace camino al andar".
Llevo 4 semanas siendo "instruida" en mis nuevos cometidos, que para ser sincera os diré que profesionalmente me aportan poco, pero que a nivel de relaciones personales me dan como para hacer un máster.
No diré que estoy contenta profesionalmente, pero tengo que contaros que, a fuerza de priorizar, he conseguido seguir siendo feliz en el resto de los aspectos de mi vida, sin dejar que esa faceta me altere demasiado.
Os diré que a ratos no es fácil, pero que lo voy consiguiendo. Y ahora llegan las "opiniones", y ya sabéis todos mi "opinión sobre las opiniones"...
De estas cuatro semanas, dos fueron en plan colegio, las dos siguientes de prácticas y ahora he vuelto al cole.
Yo sonrío, o lo intento al menos. Cuando llego por las mañanas doy los buenos días con la mejor sonrisa que me sale, y fijaros que digo "que me sale" no "que pongo", no, si algo no soy es cínica.
Pues nada, parece que eso "sorprende".
Mis compañeros en "galeras" (nos mandan a galeras a remar), algunos, me dicen que por qué sonrío, que si me parece que nuestra situación laboral es como para ser feliz.
Yo siempre les digo lo mismo, que si dejas que tu felicidad dependa de aspectos que no puedes controlar la cagas (perdón), yo soy feliz, con mis preocupaciones y mis comidas de tarro, pero feliz, porque YO DECIDO SER FELIZ, decido que tengo mil razones para serlo y alguna otra para pensar lo contrario, pero que si además les dejo, a esas nubes, sitio en mi cabeza, a la única que perjudicarán es a mí, porque a nadie más que a mí y a los que me quieren le importa así que decidme que la felicidad no es en buena parte actitud...
Ahora que ya os he convencido os cuento que laboralmente estoy cabreada como una mona, que me siento puteada y acosada ¿y?.
Pues que ya lo pensaré cuando pase Halloweeen que ahora estoy ocupada.

4 comentarios:

yolanda montoro arroyo dijo...

Desde luego que priorizando y teniendo claro lo que de verdad importa, todo lo demás es superable aunque sea un coñazo, un abrazo

Irene y Umpa Lumpa dijo...

Ánimo, guapa!!! Fuerza y mantén la sonrisa que buenamente te salga... porque no creo que haya algo que a "los malos" les pueda fastidiar más que esa sonrisa. Y lo que no sea eso... igualmente no te va a hacer bien...

En fin, un abrazo!!

MATT dijo...

La actitud es la correcta ;)
A ver si la realidad laboral te mejora un poco.
Besos

ALEJANDRA dijo...

Lou, hay una frase que me encanta: "La sonrisa es una línea curva que lo endereza todo". Creo que las dificultades nos hacen más fuertes. Tú ya lo eras, te harás más aún. No creo en las casualidades. Estás ahí por algo, ya lo averiguarás. Ánimo!. De momento, como dice MATT, tu actitud es la correcta. Seguro que lo mejor está por llegar. Un besico guapa!.