Hola

Quiero daros la bienvenida a todos los que estáis aterrizando en el Reino de la Mermelada por primera vez. Esta es una ventana abierta a través de la que podéis asomaros a lo que es mi día a día. Si llegáis aquí buscando respuestas o información sobre la leucemia infantil, que sepáis que las respuestas están en vosotros mismos, yo sólo puedo compartir las mías. Agarraos fuerte que vienen curvas.

martes, 25 de junio de 2013

Las historias de mamá

En algún momento de mi vida fui "reivindicativa", que es la forma educada de decir que no dejaba de tocar las narices a todos y por todo.
Me cuestionaba cada afirmación (o negación), cada situación, cada decisión, era realmente cansado pero me hacía sentir que hacía todo lo que estaba en mi mano para que las cosas marchasen según yo pensaba que debían ir.
Ahora ya no soy así, es muy cansado y realmente a mí no me dio buenos resultados, pero me acuerdo de esa época con cariño.
Mis hijos no son tan reivindicativos como yo (cosa que como madre resulta muy de agradecer), si acaso mi Hada, pero es que es chica y ya se sabe...
El caso es que ellos tienen una vida cómoda y fácil y dan por sentado muchas cosas que no siempre han sido así.
Dentro de las lecturas recomendadas para este verano por el colegio, para el curso de mi Hada incluyen "Mis cuentos Africanos" de Nelson Mandela. Lo he comprado.
El sábado pasado, aprovechando que íbamos las dos solas en el coche le pregunté si sabía quién era el señor Mandela, y ni idea claro. Nelson Mandela ¡qué no ha significado Nelson Mandela para la organización actual del mundo!
Le expliqué en palabras que ella pudiera entender lo que era el apartheid, ¡los ojos chiribitas le hacían! ¿cómo que los blancos y los negros no podían estar juntos?, en su colegio hay multitud de nacionalidades, razas y colores, y por si la variedad natural no fuera suficiente, los mayores se
tiñen el pelo de verde, rosa o azul sin más.
Pues no hija, hasta el año 1994 había un país en el mundo en que eso era así. Blancos y negros no iban a los mismos médicos, no se sentaban a comer juntos en los mismos restaurantes y no podían relacionarse.
Le expliqué que Nelson Mandela había pasado muchos años en la cárcel por defender algo tan simple como que unos y otros somos lo mismo, personas y que ahora ya, blancos y negros tienen en Sudáfrica (al menos sobre el papel) los mismos derechos.
Pasado el tema del color de la piel y al hilo de otro de los libros recomendados ("Ellas hicieron historia") pasé al tema de los derechos de las mujeres. Creo que eso ya fue más de lo que ella podría haber imaginado nunca, ¿que las mujeres no podían abrir una cuenta corriente?, ¿que no podían votar? ¿que no podían viajar sólas?. ¡Pero mamá de eso debe hacer millones de años!, pobre hija mía, no mi amor, pregunta sin más a las abuelas y que te cuenten...
Ahí se quedó la cosa, no insistí, pero ayer, con mis tres duendes en el coche mi Hada le dijo a mi Sol, "anda, dile a mamá que te cuente esa historia del país en el que los negros y los blancos no podían estar juntos..."
Creo que en una temporadita no insistiré en mítines con ella.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

jajajaja en que jardines te metes!!!! pero me encanta, explicarle cosas del mundo a los hijos es una delicia, yo empiezo a descubrirlo porque mi mayor, mi Mar, tiene sólo 4 e intenta entender en qué consiste mi trabajo y el de su padre...esto ya la trae de cabeza no imagino lo que será explicarle estas cosas que le has dicho a tu Hada. Se disfruta cada etapa, sí, pero cuando se van haciendo personitas con ideas propias es una gozada! (seguro que no pienso igual cuando sean adolescentes :S) Sara

Evaasecas dijo...

Mi hija es de lo más "anti-todo" que puede haber. Y es bueno ver que tiene ideas propias sobre tantas cosas, aunque también es duro cuando te hace ver lo equivocada que estás en según qué cosas.
Lo que es cierto es, que esas ideas, son fruto de su mente, porque a veces me siento tan mayor y anticuada hablando con ella... Es por eso que busco la mínima ocasión para compartir ratos de tertulia con ella. A ver si aprendo algo.
Un besazo y enhorabuena.

LokCordura! dijo...

wow! sabes que mis padres tambien me hablaban de Mandela y ahora de mayor lo entiendo aun mas, es un gran hombre que definitivamente ha cambiado el mundo, un abrazo.