Hola

Quiero daros la bienvenida a todos los que estáis aterrizando en el Reino de la Mermelada por primera vez. Esta es una ventana abierta a través de la que podéis asomaros a lo que es mi día a día. Si llegáis aquí buscando respuestas o información sobre la leucemia infantil, que sepáis que las respuestas están en vosotros mismos, yo sólo puedo compartir las mías. Agarraos fuerte que vienen curvas.

martes, 14 de mayo de 2013

Lo más dulce no fue la tarta...

Quiero empezar una nueva etiqueta. La voy a llamar "Os recomiendo...", no sé lo que dará de sí porque no soy mucho de recomendar, pero lo intentaré.
El fin de semana pasado celebramos la primera comunión de mi Hada. El evento en sí, por qué comulgó por primera vez y demás daría para un blog entero, no entraré en más explicaciones.
El caso es que comulgó, fue inmensamente feliz en su día. Celebramos una comida familiar en casa, todo muy íntimo, sólo la familia y cuatro amigas de la homenajeada.
Para ese día tan especial quise una tarta muy especial. Había probado algunas de esas que están adornadas con pasta de azúcar que por fuera son preciosas pero por dentro están bastante secas y no valen nada, así que un poco de miedo tenía, la verdad.
No tenía referencias más que de sitios de los que no me habían gustado las tartas, así que me lancé a la búsqueda sin más en Google: "tartas decoradas Madrid" y una de las entradas me dio la clave: Las tartas de Silvia.
Viendo la galería de fotos hubiera pedido una de cada, pero todo se hace por Internet o teléfono y eso de no tener un sitio físico de referencia me mosqueaba.
Les escribí, les dije el modelo de tarta que quería, de cuantas raciones, de qué colores. Me contestaron con la variedad de rellenos que tenían y cómo formalizar el pedido.
Una semana antes me mandaron un número de cuenta para hacer la transferencia y el viernes a la tarde llegó esta preciosa tarta.
No hay que guardarla refrigerada, para que no se estropee la cobertura.
Y llegó el gran día y el momento de abrir la tarta. ¡Qué rica!, espectacular, jugosa, deliciosa, todo un descubrimiento que sin duda os recomiendo.
Eso sí, mi Hada, que a todo le saca punta dijo que vale, que le habían puesto pecas a la muñeca, ¡pero no tenía nariz! (ni falta que le hacía).

3 comentarios:

MATT dijo...

¡¡ me lo apunto!! porque siempre veo esas tartas tan re-preciosas pero no me lanzo precisamente por lo que comentas de que suelen ser secas.
Felicidades para tu Hada.
Mis hijos la hicieron el día 27 de abril, y también fue un día emocionante. Parece un tontería, pero así es como lo vivimos, y disfrutamos muchísimo.
Un beso!

Irene dijo...

Que preciosidad!!! Cada vez se ven mas este tipo de tartas.... y lo bonitas que son???
Me alegro que pasarais un gran dia, y enhorabuena a tu hada....

Lamardestrellas dijo...

Me encanta la observación de I. Me encanta ella toda y estaba preciosa. Muac.
P.D. Estoy esperando, impaciente, a que estrenes relato en "La primera vez que...".