Hola

Quiero daros la bienvenida a todos los que estáis aterrizando en el Reino de la Mermelada por primera vez. Esta es una ventana abierta a través de la que podéis asomaros a lo que es mi día a día. Si llegáis aquí buscando respuestas o información sobre la leucemia infantil, que sepáis que las respuestas están en vosotros mismos, yo sólo puedo compartir las mías. Agarraos fuerte que vienen curvas.

jueves, 30 de agosto de 2012

EQTLC:¿Qué es lo que hay (tengo) que hacer?

Otra más, otra EQTLC, tanto o más que las anteriores. Está directamente relacionada con la anterior, todos esos que saben exactamente lo que tienes que hacer tú se ahogan en un mar de dudas cuando son ellos los que tienen que moverse.
Será un defecto mío pero, en circunstancias normales del día a día siempre tengo bastante claro qué hacer, pero ellos no.
Situación uno, llegas a la playa, con tres niños, la enorme bolsa de toallas, dos sombrillas, la bolsa de cubos y palas, una mini bolsa refrigerada con agüita fresquita, la silla para que la abuela no tenga que sentarse en el suelo, ya, desde lejos vas oteando la orilla a ver dónde encuentras hueco para el desembarco, llegas, sueltas bártulos y te llega “el que sea” y te lanza la EQTLC, a ver ¿qué es lo que hay (tengo) que hacer?, coño, ¿es que no lo ves?, ¿es que te piensas que las sombrillas se clavan solas?, ¿te parece factible que los niños se acuerden de ponerse crema y se la pongan ordenadamente unos a otros?, ¿no crees que la mini nevera debería colocarse a la sombra?. Joder, no es tan difícil, ¡no te quedes ahí pasmao, muévete!.
Siguiente situación, sobrevives a la jornada de playa, llegas a casa, las toallas por supuesto, mojadas, la arena inundándolo todo (no hay manera de librarse de ella al menos hasta pasados tres meses sin contacto alguno). Los niños diciendo que tienen hambre, con los bañadores mojados sentándose donde mejor les parece y llega “el de antes o cualquier otro dispuesto a ayudarte” y de vuelta con la EQTLC, perdón ¿cómo dices?, tiende las toallas, dales ropa a los niños para que se duchen y se cambien, pon la mesa ¡joder que hay mil cosas por hacer!.
Pues eso, que esta expresión me TLC tanto o más que las anteriores y si ya quieres ver cómo sale humo de mis orejas y fuego por mis ojos no tienes más que decírmela sentadito cómodamente en un sofá mientras yo pierdo el culo a correr.





6 comentarios:

missi dijo...

Ni sombrilla, ni toallas.. Unas capitas de esas¡, un bolso de paja con cremas y agua fresquita. Eso es todo....

Anónimo dijo...

Soy Sara, Maretas del foro de Infertilidad en la Red, te sigo hace mucho tiempo pero hasta ahora que has cambiado la forma de dejarte comentarios no había podido comentar nunca...he seguido la enfermedad de tu sol, aún recuerdo cuando leí la entrada en la que lo decías, me quedé impactada muchos días, créeme. He vivido con muchísima alegría su recuperación, voy siguiéndote no tanto como me gustaría pero ahí voy (yo también tengo tres niños ahora, cuando pensaba que no tendría ninguno!). Esta entrada es tan "Sara" que no me he podido resisitir a comentarla...yo voy como un sargento todo el día viendo cosas que hay por hacer y parece que los demás vivan felices y yo sea la neurótica...mi contrario suele soltarme esta frase de cuando en cuando y debo hacer esfuerzos por contenerme y a veces ni los hago, directamente. Una queja continua mía es que las cosas estan allí y parece que nadie las ve, sólo la pesada de la Sara. Esto se cura? no lo sé pero por si lo curara ir de compras yo, como tú, también lo practico jeje Besos a tus peques.

Anónimo dijo...

Y por si Sol se pasa por aquí (de Sol y Nubes) yo soy esa Sara que perdió a su tía que estaba muy lejos por esa maldita enfermdad estando embarazada de gemelos sin posibilidad de hacer un vuelo tan largo...llegué a Sol através de tu blog Lou, cuando la enfermedad se llevaba a una de las personas más importantes de mi vida y, por otro lado, estaba esperando gemelos...una época dura, muy dura.

SOL dijo...

Sí me paso por aquí Sara, todos los días desde que entré a formar parte de mi pequeña blogosfera, jejeje lo que venga de Lou siempre es bueno y con buenas referencias;)
Besotessss mamás!

Mucha albóndiga, pero me he quedao con las ganas de saber que te parecieron mis sarmales;)

Anónimo dijo...

Ay nena, nena...y cuando te lo dicen desde el sofá pero encima con el portátil a un lado, el mando de la tele en la mano y los pies en lo alto de la cheslonge...los ojos inyectaos en sangre...uffffffff


Risis for ever.

Mi Álter Ego dijo...

Si es que nos encanta teorizar sobre la mejor forma de hacer las cosas (para los demás, claro). Besotes!!!