Hola

Quiero daros la bienvenida a todos los que estáis aterrizando en el Reino de la Mermelada por primera vez. Esta es una ventana abierta a través de la que podéis asomaros a lo que es mi día a día. Si llegáis aquí buscando respuestas o información sobre la leucemia infantil, que sepáis que las respuestas están en vosotros mismos, yo sólo puedo compartir las mías. Agarraos fuerte que vienen curvas.

martes, 30 de marzo de 2010

Una llamada

Estábamos "jugando" al minigolf con los duendes, unos con sus palos, otros a patadas y garban directamente metiendo la bola en el agujero con la mano cuando mi teléfono sonó.
Me llamó por mi nombre y su voz me era muy familiar, pero no la identificaba. Soy J, el papá de A del hospital..., se me heló la sangre.
Ya os hablé de A, la princesa a la que el enemigo de nombre feo ganó la batalla a finales de noviembre. Era su padre.
De repente vinieron a mi cabeza nuestras conversaciones en el pasillo del hospital a altas horas de la madrugada cuando, sin poder dormir, vagábamos como alma en pena llorándo nuestras tristezas sin que los niños lo vieran.
Me ha contado, pero yo ya lo sabía. Le he dicho la verdad, que llevo meses intentando llamarles, pero que no he tenido el valor suficiente. Me ha dado una lección de nuevo.
Me ha preguntado por mi sol, y yo le miraba correr y reir y no podía dejar de ver la carita de su princesa y las lágrimas brotaban de mis ojos sin poder evitarlo.
Le he prometido que llamaré a su mujer la semana próxima, lo haré, sin duda y después volveré a preguntarme una y otra vez por qué y de nuevo tendré claro que no hay respuestas.

7 comentarios:

Maeva dijo...

Me imagino que te dejaría hecha polvo... me acuerdo de cuando lo contaste, la verdad es que tiene que ser horrible, sólo lo puede entender el que lo ha pasado.
Por desgracia no hay respuestas para algunas cosas, como dices y sabes bien.
Hay cosas super injustas y estas son unas de ellas.

un beso Lou.

Evaasecas dijo...

Que duro es tener que atender a ciertas llamadas y que duro también tener que hacerlas... Un abrazo fuerte a todos.

Rose dijo...

He conocido tu blog gracias a Maeva, estoy intentando ponerme al día, leyéndolo a ratos,cuando puedo, solo puedo decirte que me emociono, lloro, a ratos sonrió, a ratos rio a carcajadas con tus comentarios y siempre, siempre al final de todo, pienso que qué pequeña me siento ante personas como vosotras.
Hay cosas que no podrán explicarse jamás, injusticias que nunca, nunca tendrán una lógica explicación, y que nadie nombre la voluntad de un ser TODOPODEROSO Y SUPERIOR, porque no se sostiene por ningún lado. Un ser TODOPODEROSO y EN ESENCIA BUENO, nunca permitiría ver a una madre y a un padre llorar.
Mi admiración para tod@s y mi cariño sincero.

Algunas de las mejores frases del mundo dijo...

Me ha impactado mucho esta entrada, es un golpe muy duro, pero sólo debes pensar en que gracias a Dios, a tí no te ha pasado, que con sus más y sus menos, seguís en la lucha, eso es la vida, estos "porques" no tienen respuesta, no deberian de existir...
un beso muy fuerte!!! Lou, te mando fuerza
Doria

Lamardestrellas dijo...

Lou, cuántas vueltas le has dado a esa llamada, y qué mal te has sentido por querer y no querer hacerla... Pero has sido tan franca, tan fuerte y valiente, al contarle a él la verdad, que de nuevo, una millonésima vez más, me quito el sombrero ante ti.
Muchísimos besos.

Cris Sevilla dijo...

Ay mi niña, hay porques que nunca tienen respuesta... y son tan duros, verdad?
Yo me siento "culpable" cuando veo a la princesa Clara en su camita del hospital, nos pusimos enfermas a la vez y me duele tanto que ella aun no esté curada que me pregunto por que yo si y ella aun no...
Llama a esa mami, seguro que le encanta hablar contigo...
Mil besos guapa!
Cris

Mommy M dijo...

Lou..no sé qué deicr. Esque no sé puede decir nada. Es simplemente injusto y doloroso. Un abrazo,M