Hola

Quiero daros la bienvenida a todos los que estáis aterrizando en el Reino de la Mermelada por primera vez. Esta es una ventana abierta a través de la que podéis asomaros a lo que es mi día a día. Si llegáis aquí buscando respuestas o información sobre la leucemia infantil, que sepáis que las respuestas están en vosotros mismos, yo sólo puedo compartir las mías. Agarraos fuerte que vienen curvas.

martes, 4 de noviembre de 2008

Cultivar el silencio


Así expresado parece una bonita forma de creer que me refiero a ese silencio buscado y forzado para poder reflexionar, meditar o trabajar sin interferencias. Esos momentos en los que nos miramos hacia adentro.
Pero no, no es eso a lo que me refiero.
Me reincorporé ayer a mi vida laboral, con tacones altos y mi mejor sonrisa y aún hoy mantengo ambas cosas.
Los individu@s que se sientan a mi lado son mis colegas de departamento, uno de ellos ya estaba cuando empecé mi excedencia. Cuando llegan por las mañanas, mucho después que yo, sólo él me saluda, el resto se sienta sin más, como si yo fuese parte del mobiliario. De verdad me da igual, sólo siento pena por su falta de aducación, por suerte a mí sí me enseñaron modales...

1 comentario:

M dijo...

Afortunada eres que gozas de exquisita educación. ¡ qué gentuza! Pensarán que van a heredar la empresa..¡tú sigue con tus tacones y tu sonrisa que cualidades te sobran para hacer ese trabajo y más.